• Domingo 21 Octubre 2018
  • 1:25:57
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 14°C - 57°F
  1. Domingo 21 Octubre 2018
  2. 1:25:57
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 14°C - 57°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Aun sin muro, migrantes ven prohibitivo a EU

El Diario de Juárez | Viernes 10 Marzo 2017 | 16:24 hrs

Omar Morales/El Diario |

Omar Morales/El Diario |

Esta semana Aduanas y Protección Fronteriza informó que en febrero el número de personas capturadas en su intento por entrar ilegalmente a Estados Unidos cayó a su nivel más bajo en cinco años, resultando claro que a ambos lados de la frontera han cambiado las condiciones y que de súbito la ruta tan recorrida con destino norte hacia una vida mejor se había vuelto más callada, peligrosa y desesperada.

Desde enero, en Nuevo Laredo, Tamaulipas, se ha reducido 66 por ciento el número de personas en un albergue, de acuerdo con el director, Aarón Méndez Ruiz. También otros albergues situados en Estados Unidos y en México reportaron descensos considerables, publicó The New York Times.

Seis centroamericanos que permanecen en el albergue de Méndez se entregaron de manera voluntaria a las autoridades mexicanas para que los devolvieran a su país, señaló, mientras que 40 más decidieron volver por su cuenta.

“Eso nunca había pasado”, dijo Méndez.

En el desierto de Arizona, donde banderas azules señalan el lugar donde los voluntarios han dejado tambos repletos de agua, “ha habido más estaciones de agua de lo normal que no se usan”, dijo Stephen Saltonstall, del grupo de asistencia Fronteras Humanas.

El descenso en los cruces fronterizos constituye una noticia alentadora, dijo mediante comunicado el secretario de Seguridad Interna, John F. Kelly, “porque significa que muchas menos personas están poniéndose a sí mismas y poniendo a sus familias en riesgo de explotación, ataques u lesiones por parte de traficantes de seres humanos y los peligros físicos de la travesía al norte”.

Pero al mismo tiempo, no han cambiado las desesperadas condiciones económicas y de seguridad que convencen a gente de abandonar sus hogares.

La semana pasada en la Casa del Migrante –un albergue localizado en Caborca, a 128 kilómetros (80 millas) de la frontera con Arizona− Mainor José Portillo, un hondureño de 17 años, esperaba a que sanara su brazo. Se lo lastimó el mes pasado cuando intentaba internarse a Estados Unidos.

Ahora está intentando decidir si vuelve a tratar de cruzar. De algo estaba seguro: no quería regresar a Honduras.

“Las pandillas mataron a mi primo, y dijeron que yo seguía”, dijo.

Intentar cruzar en forma ilegal a Estados Unidos se ha vuelto un albur financiero aun mayor que antes. Funcionarios y activistas inmigratorios de varios países señalaron que los grupos delictivos que controlan el tráfico disponen de más poder al empezar a presentarse ante los migrantes como el único medio para evadir la mayor vigilancia.

Los honorarios para el traslado desde El Salvador, Honduras y Guatemala ha subido hasta a 15 mil dólares, reportaron activistas y funcionarios, monto muy por encima del ingreso anual promedio en la región asolada por la pobreza y la violencia.

Algunos migrantes que alguna vez se dirigían a Estados Unidos en busca de seguridad y trabajo están poniendo la vista en otros lugares, entre ellos México, Belice, Costa Rica, Panamá e incluso Sudamérica.

“Si Estados Unidos no es un país que ofrezca las garantías, van a irse a otras partes”, dijo Vinicio Sandoval, director ejecutivo del Grupo Monitor Independiente de El Salvador, una organización dedicada a derechos legales sobre temas inmigratorios.

Aun así, en la ruta norte varios inmigrantes mantienen la poco realista esperanza de que Trump cambie de parecer acerca de ellos.

“Tal vez alguna noche Trump cierre sus ojos y Dios le toque el corazón”, dijo Gustavo Adolfo Gómez, un taxista de 34 años, que el 15 de enero abandonó Honduras a raíz de que unos pandilleros rafaguearon el sitio donde trabajaba, matando a dos compañeros.

Gómez dijo hallarse desde el 27 de febrero en un albergue de Sonoyta. Comentó  tener planeado esperar ahí un poco. No estaba seguro para qué.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo