• Lunes 22 Octubre 2018
  • 9:31:32
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 14°C - 57°F
  1. Lunes 22 Octubre 2018
  2. 9:31:32
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 14°C - 57°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Estado

Narcoguerra: tres policías ejecutados en 7 horas

De la Redacción | Domingo 15 Abril 2018 | 08:39 hrs

El Diario |

La aparición de una manta señalando a mandos de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) de estar implicados en la protección al grupo delictivo “Gente Nueva”, brazo armado del Cártel de Sinaloa, fue el preámbulo de una embestida registrada ayer contra elementos estatales en varios municipios del estado.

El saldo de la refriega fue de dos mandos asesinados en Valle de Zaragoza, un agente muerto y otro herido durante el enfrentamiento en Rubio, donde dos delincuentes fueron abatidos.

En Jiménez resultó herido en una pierna un escolta del comisionado Aparicio, informó Carlos Huerta, vocero de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Los atentados reactivaron la alerta roja en las filas de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) y la CES en Chihuahua, ya que los ataques alcanzaron a los escoltas del comisionado Óscar Alberto Aparicio Avendaño, señalado en la “narcomanta” colgada en el Periférico de la Juventud por el supuesto proteccionismo al grupo de “Los Chapos”.

Aparicio Avendaño permanecía en Chihuahua al momento del ataque contra los agentes asignados a su seguridad, los cuales se sumaron al operativo de búsqueda de los atacantes de los comandantes de la Zona Sur, precisó el portavoz de la FGE.

El comisionado dijo ayer a El Diario que se encontraba en óptimo estado de salud y estaba a cargo de las acciones de búsqueda de los agresores.

Los atentados contra los elementos de la FGE fueron atribuidos al grupo delictivo “La Línea”, dirigida por Carlos Arturo Quintana, apodado “El 80”. “Son patadas de ahogado por los operativos que estamos realizando en la Sierra”, informó personal de la CES.

El narcotraficante que también es buscado por el Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) “creció” durante la administración estatal que encabezó César Duarte Jáquez, al grado de pretender dirigir gobiernos y policías municipales a su favor, expusieron investigadores de la AEI de manera extraoficial.

“Vamos por él”, dijo un mando de la AEI entrevistado tras los hechos registrados en Rubio.

La máxima alerta se mantiene también en Ciudad Juárez. Los agentes de la CES y la AEI reforzaron las medidas de seguridad y se movilizaron en células de tres y cuatro elementos, ante la amenaza latente de más ataques.

Ayer al mediodía, durante el levantamiento de los cuerpos de dos mujeres asesinadas, se observó al personal operativo trabajando con chalecos antibalas y portando armas largas y cortas durante el servicio.

“Estamos en alerta roja, nos pidieron extremar precauciones”, dijeron los oficiales que solicitaron la reserva de sus identidades.

Los agentes confirmaron que ya tienen autorización de permanecer armados fuera del horario de servicio para defender sus vidas en caso de un atentado.

Las agresiones

El primer ataque fue reportado ayer a las 8:30 horas en contra del comandante Salvador Bárcenas Saavedra y el subcomandante Ricardo Ruvalcaba González.

“Ellos se dirigían a la ciudad de Chihuahua para asistir a una reunión de mandos, que se realiza de manera regular”, dijo el vocero de la FGE.

Los jefes policiacos fueron interceptados por un comando armado en el municipio del Valle de Zaragoza a la altura del kilómetro 97+800 de la carretera Parral – Chihuahua sobre el puente El Velduque.

Los comandantes viajaban a bordo de una camioneta tipo pickup marca Dodge Ram, modelo 2016, con matrículas  EE74315 propiedad de Gobierno del Estado.

Por los elementos balísticos asegurados en la escena del crimen se presume que los policías alcanzaron a repeler el ataque.

Los cuerpos fueron localizados a unos 50 metros en las faldas de un cerro, mientras que la patrulla fue calcinada por los atacantes.

El hecho violento generó una fuerte movilización en la Zona Sur entre diferentes municipios.

Durante los operativos de búsqueda de los sicarios, los agentes de la CES fueron sorprendidos por otro grupo armado.

La agresión ocurrió a la altura del rancho “El Caracol”  situado en la carretera a Jiménez.

Agentes estatales confirmaron que el comisionado y su escolta fueron atacados por al menos ocho personas armadas cuando transitaban por esa carretera, sin embargo, esta versión fue negada en forma reiterada por la FGE.

El agente herido, de quien se reserva su identidad por razones de seguridad, recibió un impacto de bala en una pierna.

Inicialmente fue trasladado a recibir atención médica a Jiménez y posteriormente fue enviado a la ciudad de Chihuahua, donde permanece hospitalizado; el estado de salud del elemento fue reportado como estable y fuera de peligro.

El tercer enfrentamiento se registró en el municipio de Cuauhtémoc, en la salida a Rubio,  justo en el corredor comercial de Álvaro Obregón.

Durante la balacera murió el agente Manuel González Fernández y otro elemento de la CES resultó herido, además de dos probables sicarios abatidos.

“El cuerpo fue abandonado en un camino que conduce a Coyachi”, dijo el vocero de la FGE.

Este enfrentamiento provocó pánico entre la población. En las redes sociales circulan videos  del terror de jugadores y público asistente a un partido de beisbol.

El juego fue suspendido mientras los ciudadanos, ente ellos niños, huían aterrados buscando ponerse a salvo.

Según versiones de testigos, los elementos policiacos se encontraban comiendo en un puesto de comida, ubicado en la entrada del seccional de Álvaro Obregón (Rubio) cuando llegó el grupo armado.

El vocero de la FGE dijo que no hubo más enfrentamientos.

La FGE registra seis agentes asesinados y dos más heridos desde la semana pasada, cuando arreciaron los ataques que han sido atribuidos extraoficialmente a “La Línea”.

Las agresiones han sido dirigidas contra el fiscal general César Augusto Peniche, contra el gobernador Javier Corral y ahora contra el comisionado Óscar Alberto Aparicio Avendaño.

El preludio

El preludio de la ola de violencia fue la colocación por parte de integrantes del crimen organizado de una “narcomanta” que advierte del involucramiento de elementos de la Policía Estatal con el crimen organizado, y en la que cita al comisionado.

El narcomensaje fue colocado en la ciudad de Chihuahua, en la avenida de La Cantera y Periférico de la Juventud, alrededor de las 6:30 horas y casi frente a una de las cámaras instaladas dentro del programa de la Dirección de Seguridad Pública Municipal: Plataforma Escudo Chihuahua.

Elementos de las distintas corporaciones tuvieron a su cargo el retiro de la manta, cuyo contenido fue rechazado alrededor de las 17:00 horas a través de un comunicado de la Fiscalía General.

En un comunicado de prensa, la Comisión Estatal de Seguridad (CES) indicó que también en Ciudad Juárez apareció una manta, sin embargo, en esa ciudad ninguna autoridad dio fe de que existiera tal mensaje, por lo que no fue posible confirmar lo dicho.

En el comunicado, el comisionado estatal de seguridad aseguró que ese tipo de mensajes “obedece a los trabajos y al combate frontal a la delincuencia organizada”.



Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo