• Jueves 18 Octubre 2018
  • 6:54:17
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 9°C - 48°F
  1. Jueves 18 Octubre 2018
  2. 6:54:17
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 9°C - 48°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

El mundo según Donald Trump: las bizarras ideas del candidato sobre política exterior

Tomada de elconfidencial.com | Martes 05 Abril 2016 | 23:26 hrs

Reuters | Un póster de apoyo a Donald Trump durante un acto de campaña en Milwaukee, Wisconsin, el 4 de abril de 2016.

“Trump es el candidato ignorante que unos estadounidenses ignorantes merecen”, así titula la revista 'Foreign Policy' un artículo publicado este lunes. Su autor, A. Trevor Thrall, compara la apabullante falta de información que el público de EEUU tiene respecto a toda una serie de cuestiones internacionales clave -por ejemplo, solo la mitad de sus ciudadanos son capaces de situar Siria en el mapa- con los sorprendentes comentarios que el aspirante a la candidatura presidencial republicana Donald Trump ha realizado sobre política internacional, que van de los análisis desinformados al puro disparate. “Las posturas de Trump están a menudo más en sintonía con el típico republicano -e incluso con el estadounidense medio- de lo que sus críticos en Twitter quieren reconocer. Tristemente, una de las razones principales es que el público americano es tan ignorante sobre política exterior como Donald Trump”, escribe Thrall.

El artículo aparece ahora porque a medida que la carrera presidencial se acelera, los participantes van siendo más y más cuestionados respecto a todo tipo de asuntos, entre ellos la política internacional. Con la excepción de Hillary Clinton, muy veterana en estas lides, el resto de aspirantes carece de experiencia en este sector. Pero es Donald Trump quien se lleva la palma por su absoluto desconocimiento sobre el resto del mundo, tal y como demuestran las tres entrevistas que ha concedido últimamente a medios de gran calado, como el 'Washington Post' y el 'The New York Times'. Lo cual no ha impedido que el locuaz magnate se haya pronunciado sobre todo tipo de cuestiones, desde el Estado Islámico a la relación con la OTAN, pasando por Irán o el Acuerdo Trans-Pacífico (TTP).

"Les damos a los iraníes 150.000 millones de dólares, no conseguimos nada a cambio", protesta Trump. El problema es que no es cierto

Por ejemplo, Trump ha calificado el acuerdo nuclear con Irán de “una de las peores cosas que haya visto negociadas. Es solo un terrible regalo [para el régimen iraní]. Les damos 150.000 millones de dólares, no conseguimos nada a cambio”, afirmó a mediados de marzo. Se puede estar de acuerdo o no sobre la conveniencia del acuerdo nuclear, pero el problema es que EEUU no ha dado nada a Irán: se ha limitado a liberar los activos de la venta de petróleo iraní, congelados a consecuencia de las acciones, que pertenecen legítimamente a aquel país, algo que, claramente, desconoce Trump. Igual que el hecho de que, debido al embargo vigente, Irán no puede comprar ningún producto estadounidense.

Además de las polémicas generadas alrededor de la necesidad de dejar de financiar a los aliados estadounidenses en la OTAN -en las que quedó de manifiesto que Trump no sabe que Ucrania no es un país de la Alianza Atlántica-, su entrevista con el diario 'The New York Times' el pasado marzo dejó unas cuantas afirmaciones memorables. Preguntado sobre si el presidente Obama estaba en lo correcto al ordenar que cesasen las escuchas al teléfono de la canciller alemana Angela Merkel, y si EEUU debe espiar a sus aliados, respondió: “Me gustaría saber lo que están haciendo. Muchos países, no puedo decir Alemania, pero muchos países nos están espiando. Creo que lo que hizo Edward Snowden nos causó un gran daño”.

Donald Trump, durante un acto de campaña en Wausau, Wisconsin, el 2 de abril de 2016. (Reuters)

Donald Trump, durante un acto de campaña en Wausau, Wisconsin, el 2 de abril de 2016. (Reuters)

El petróleo "de Irán y el ISIS"

Respecto a la guerra de Siria, indicó: “Creo que la estrategia de luchar contra Asad y el ISIS a la vez ha sido una locura, una idiotez. Están luchando el uno contra el otro, y a pesar de eso nosotros luchamos contra ambos. No digo que Asad sea un buen hombre, porque no lo es, pero para nosotros el ISIS es un problema muchísimo mayor”, un análisis como mínimo simplista del conflicto.

Acerca del uso de tropas estadounidenses en el extranjero, aseguró que además de para proteger el país, deben ser desplegadas dependiendo de “lo amistosos que hayan sido allí con nosotros”, porque “hay países que no han sido amistosos con nosotros a los que estamos protegiendo”. También propuso enviar tropas para hacerse con los recursos petrolíferos que controlan “Irán y el ISIS”.

Y sobre el comercio con China, indicó: “Tenemos un tremendo poder económico sobre China, que es el poder del comercio. Porque ellos nos usan como su banco, como su cerdito-hucha, se llevan lo que quieren, pero no nos lo devuelven. Es mejor que un banco, porque se llevan nuestro dinero pero no tienen que devolvérnoslo”.

Trump asegura que las tropas estadounidenses deben ser desplegadas en el extranjero "dependiendo de lo amistosos que hayan sido allí con EEUU"

Esa idea, el que EEUU está haciendo malos negocios en todo el mundo, parece ser uno de los motores de su proyecto en materia de política exterior. En la entrevista que mantuvo a finales del mes pasado con el consejo editorial del 'Washington Post', Trump espetó: “¿Por qué somos siempre nosotros los que tenemos que hacerlo todo?”, añadiendo: “Pagamos cientos, miles de millones para apoyar a otros países que en teoría son más ricos que nosotros”, como Arabia Saudí o Corea del Sur.

“Gastamos miles de millones de dólares en Arabia Saudí, y ellos no tienen otra cosa que dinero. Y yo digo, ¿por qué? Yo iría y llevaría a cabo un acuerdo muy diferente con ellos, y sería un acuerdo mucho mejor”, aseguró.

Un águila parda se revuelve mientras Donald Trump intenta posar con ella para una fotografía. (Reuters)

Un águila parda se revuelve mientras Donald Trump intenta posar con ella para una fotografía. (Reuters)

"Putin habla bien de mí"

El mismo rotativo decidió repetir la experiencia, enviando esta vez a uno de sus reporteros más experimentados, el famoso Bob Woodward. Y aunque este fue más agresivo, y trató de que Trump fuese más al grano que en ocasiones anteriores, las respuestas que logró fueron del mismo estilo: “Estamos haciendo, y hemos hecho, algunos de los peores acuerdos de comercio de la historia. Ahora estamos haciendo uno, el Acuerdo Trans-Pacífico, TTP. Un desastre, ese acuerdo es un desastre”. Y posteriormente: “Yo me opuse al NAFTA [el Acuerdo de Libre Comercio en Norteamérica]. NAFTA ha sido un desastre. Yo soy un gran fan de Ronald Reagan, pero no estaba de acuerdo con él en temas de comercio”. Además, preguntado sobre qué haría en sus primeros 100 días en Presidencia, no dudó en responder: “Renegociar los tratados de comercio y renegociar los acuerdos militares”.

En la entrevista, Trump también dibuja su visión de unas relaciones internacionales en las que EEUU “vuelva a ser un país respetado” -su viejo lema de “Volver a hacer grande a América"-, repetida varias veces. “El respeto tiene que ver con ganar. Y ya no ganamos”, afirma.

"¿Por qué debería repudiar a Putin? Ha dicho cosas muy buenas sobre mí", dice sin pudor el magnate

“Quiero que Putin respete nuestro país”, añade poco después. “Es interesante, ha dicho cosas muy buenas sobre mí. Ha dicho 'Trump es brillante y Trump va a ser el nuevo líder' y todo eso. Y algunos de esos payasos han dicho: 'Deberías repudiar a Putin'. Y yo digo: ¿por qué haría eso? No va a conseguir nada”, dice, antes de lanzarse a una extraña disgresión sobre las operaciones de Pekín en el Mar de China Meridional, mientras Woodward lucha por mantenerle enfocado en la pregunta. “¿Pero qué respeta Putin?”. “Creo que respeta la fortaleza”, responde Trump.

Y cuando Woodward le cita el caso de una trabajadora mexicana con la que había hablado días antes, y que le había dicho, en referencia a Trump, “Yo no le gusto”, el magnate responde preguntando: “¿Estaba aquí legal o ilegalmente?”. Poco después se extiende: “Probablemente estaba aquí de forma ilegal. Todas las encuestas muestran que a la gente, hispanos, que están aquí legalmente les gusto mucho. No quieren que se lleven sus trabajos. Y saben que traeré empleo de vuelta desde China. Traeré empleos de vuelta desde Japón y desde México, y desde todos esos países. Mira lo que está haciendo México. México es la nueva China, a nivel menor. Lo que nos están haciendo en comercio y en la frontera es increíble”, afirma.

Las respuestas de Trump, sin embargo, han generado un breve debate en las redes sociales sobre si el favorito republicano no es un “realista político” sin saberlo, algo que varios comentaristas se han aprestado a refutar. No han tenido que ir demasiado lejos: a pesar de sus esfuerzos, y vista la profundidad de sus ideas, está claro que Donald Trump no es precisamente Henry Kissinger.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo