• Sábado 20 Octubre 2018
  • 14:31:28
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 15°C - 60°F
  1. Sábado 20 Octubre 2018
  2. 14:31:28
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 15°C - 60°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Médicos advierten que cirugía genital arrasa en adolescentes

Agencias | Jueves 28 Abril 2016 | 06:30 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- La adolescencia es una etapa marcada por los complejos y la inseguridad. Encontrar a un adolescente que no se sienta a disgusto con cualquier parte de su cuerpo (o con todas) es tan raro como dar con un trébol de cuatro hojas. Y más en una época obsesionada por los ideales estéticos, por la búsqueda de la perfección y por la presión que ejercen las redes sociales sobre nuestro aspecto. ¿Lo último en obsesiones para mejorar nuestro aspecto? Someterse a la cirugía genital.

Primero fue la nariz. Luego, los pechos, los muslos, los pómulos, el vientre… Y ahora, los genitales. El incremento de adolescentes que se someten a cirugía genital preocupa muy seriamente a los profesionales de la salud. Tanto, que el American College of Obstetricians and Gynecologist ha elaborado una guía para que los profesionales de la salud puedan asesorar a sus jóvenes pacientes, sugerirles alternativas a la cirugía o puedan detectar los casos que necesiten de una supervisión psiquiátrica debido a obsesión excesiva con sus supuestos defectos físicos.

El tema da mucho que pensar. Y asusta. ¿No tenemos ya suficiente presión para que las partes más visibles de nuestro cuerpo sean perfectas que también tenemos que preocuparnos de las que no se ven? Es más: ¿por qué esta obsesión con tener todos el mismo aspecto, con poner medidas, reglas y normas para cualquier cosa?

El tratamiento de cirugía vaginal es un procedimiento del que ya hemos hablado en Trendencias. Se trata de una solución eficaz para problemas serios y graves que dificultan la vida de muchas mujeres, como la laxitud o la sequedad vaginal o la incontinencia urinaria. Pero en los últimos años cada vez nos han llegado más noticias de famosas que se someten a estos tratamientos simplemente por una razón puramente estética.

Lo que para los adultos tiene como objetivo un rejuvenecimiento vaginal, para reforzar los músculos internos de la vagina y dar forma a los labios en el caso de mujeres que han perdido la forma tras numerosos partos, para muchas jovencitas se ha convertido en un objetivo puramente estético, influenciado claramente por la tendencia a la depilación integral y a la mayor visibilidad de esta parte más íntima de sus cuerpos. Y, no lo olvidemos, porque desean hacer lo mismo que sus celebrities favoritas, lucir tan perfectas como ellas, tan ideales... aunque muchas veces ese ideal sea una mentira urdida a base de Photoshop y juegos de magia.

Los médicos no recomiendan estos tratamientos a los adolescentes, principalmente porque todavía estamos hablando de cuerpos que no han terminado de desarrollar, pero también porque la labioplastia está llena de posibles “¿y si?”. Hay muchísimas terminaciones nerviosas en esa parte de nuestro cuerpo que pueden verse afectadas tras una intervención: pérdida de sensaciones, dolor, entumecimiento de la zona…

Según la American Society for Aesthetic Plastic Surgery, el año pasado 400 mujeres menores de 18 años se sometieron a una labioplastia, frente a 222 del año 2014. Sí, las cifras todavía no son altas, pero la tendencia muestra claramente un incremento en este tipo de operaciones. Un estudio de 2013 en U.K. llegó a la conclusión de que el número de chicas y mujeres que se habían reducido los labios vaginales en el país se había quintuplicado en los últimos diez años.

Por supuesto que muchos de estos casos se deben a motivos médicos y que es maravilloso que la cirugía avance para solucionar problemas físicos, solucionar dolencias y aliviar dolores. Pero eso es una cosa y otra bien distinta obsesionarnos con cambiar cada parte de nuestro cuerpo para encajar en los ideales de belleza. Ideales que lo mismo mañana cambian por otros totalmente opuestos.

Entrar en un quirófano es siempre una decisión importante. Entrar por razones estéticas es algo que debemos plantearnos seriamente, cuestionarnos hasta qué punto ese complejo, ese rasgo que queremos eliminar merece la pena. Y más cuando aún estamos en un momento de nuestra vida en el que no tenemos claro quiénes somos y qué queremos, en el que todavía nos estamos conociendo y estamos aprendiendo a aceptarnos y querernos.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo