• Martes 23 Octubre 2018
  • 11:22:27
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 16°C - 61°F
  1. Martes 23 Octubre 2018
  2. 11:22:27
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 16°C - 61°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

La batalla para reconquistar Sirte, en su fase final

El Mundo | Jueves 11 Agosto 2016 | 19:51 hrs

|

Siria.- Antes de enfilar hacia Sirte, Ahmed realiza un diagnóstico de la situación con un bocadillo de atún con harissa, omnipresente salsa picante magrebí, en la mano. "Fayez Serraj es débil", zanja mientras traga con la ayuda de un refresco americano, "no es un buen gestor". Así se dilapida en Misrata la autoridad del primer ministro designado por Naciones Unidas para dirigir el Gobierno de Unidad Nacional libio (GNA, en siglas en inglés) que ha pedido a EEUU cobertura aérea para finiquitar al Estado Islámico (IS, en inglés) en su bastión mediterráneo.

Mezcla de logista, agente de Inteligencia y coordinador sobre el terreno, Ahmed se dedica a ir y venir desde Misrata, a menos de 300 kilómetros al oeste, para descargar víveres, medicinas y otros pertrechos en la víspera de afrontar la "fase final" de la batalla. El miércoles, la alianza afín al GNA logró abrirse paso hasta el centro de operaciones del IS en el palacio de Conferencias de Uagadugu, tras una semana y media de ataques aéreos.

Es en Misrata, y no en Trípoli, la capital, donde se dirime la estrategia contra el IS en Sirte. Y es en Misrata, y no en Trípoli, donde se contesta el eufemismo unificador con el que se ha bautizado la operación Bonyan al Marsus (Estrutura Sólida) contra los esbirros del autoproclamado califa, Abu Bakr al Baghdadi, que se plantaron en la ciudad hace año y medio.

A más de tres meses de iniciarse y una treintena de bombardeos estadounidenses después, ya hay memes que han renombrado la ofensiva como Estructura inexistente (Bonyan al Ma'adum). El juego de palabras hace referencia a la falta de empaque de un operativo supuestamente unitario y dominado de facto por dos facciones: las fuerzas misratíes, herederas de la anterior coalición Fayer Libia (brazo miliciano del extinto Ejecutivo islamista en Trípoli), y la milicia de Ibrahim Yadran, responsable del bloqueo a las instalaciones petrolíferas que en 2013 ahogó la mayor fuente de ingresos en Libia.

"No hay un comando unificado bajo el GNA, sino más bien dos centros de operaciones, uno para el este y otro para el oeste, y no está claro cuánto peso tienen realmente", comenta Mattia Toaldo, experto del Consejo Europeo para las Relaciones Exteriores, "en teoría, las fuerzas que respaldan al Ejecutivo trabajan bajo el paraguas del GNA, pero creo que es más ajustado decir que Serraj trabaja bajo su paraguas".

El asentamiento de un Ejecutivo de Unidad en Libia era requisito imprescindible para que se oficializase una intervención internacional en Libia contra el IS. Las críticas, sin embargo, ponen al descubierto la fragilidad del mandato impuesto por la ONU. Serraj desembarcó como polizón en Trípoli a finales de marzo y, desde entonces, continúan los lamentos sobre la falta de liquidez en los bancos y la aleatoriedad de la seguridad en las calles, impuesta por grupos armados que ejercen de policía en la capital.

Ante la cuenta atrás para la caída de IS en Sirte, la ayuda de EEUU ha despertado una oposición frontal en los dos extremos del espectro anárquico libio. Se ha quejado el Parlamento con base en Tobruk, considerado por Naciones Unidas como Asamblea legítima, pero que se niega a refrendar al GNA. También se han producido protestas en Trípoli contra la injerencia extranjera azuzadas por el gran muftí Ali Gueriani, de deriva radical. "Libia está en una situación muy complicada", concede Ahmed. "No sabemos qué va a pasar".

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo