• Martes 23 Octubre 2018
  • 20:08:44
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 16°C - 62°F
  1. Martes 23 Octubre 2018
  2. 20:08:44
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 16°C - 62°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Tiene Trump imperio opaco y endeudado

New York Times News Service | Domingo 21 Agosto 2016 | 08:22 hrs

Agencias |

Nueva York— Durante la contienda electoral, Donald J. Trump, el candidato presidencial republicano, ha vendido su imagen como un empresario que ha ganado miles de millones de dólares y no tiene compromisos que lo aten.



Sin embargo, la investigación del New York Times sobre la maraña financiera de los intereses en bienes raíces de Trump en Estados Unidos revela que las compañías de las que es dueño tienen deudas por al menos 650 millones —el doble de la cantidad que puede ser deducida de las declaraciones públicas que hizo como parte de su candidatura a la Casa Blanca.



La investigación de el Times también concluyó que la fortuna de Trump depende fuertemente de un complejo arreglo de respaldos económicos, incluyendo  uno que él citó en ataques durante su campaña.



Por ejemplo, un edificio de oficinas ubicado en la Avenida de las Américas en Manhattan, del cual Trump es propietario parcial, arrastra una deuda de 950 millones de dólares. Entre los prestamistas: el Banco de China, uno de los bancos más grandes de un país contra el que Trump ha despotricado como un enemigo económico de Estados Unidos, y Goldman Sachs, una institución financiera que él comentó que controla a Hillary Clinton, la candidata demócrata, luego de que la institución le pagara 675 mil dólares en cuotas por charlas.



Los proyectos de bienes raíces a menudo involucran estructuras de propiedad y amortización complejas. Dada la larga carrera del señor Trump en bienes raíces en Estados Unidos y en el extranjero, así como su propia aseveración de que su riqueza personal excede los 10 mil millones de dólares, se puede decir que ningún candidato presidencial anterior había tenido finanzas tan complicadas.



Como presidente, Trump tendría influencia considerable sobre las políticas de impuestos y monetarias, así como el poder de hacer nombramientos que beneficiaran directamente su imperio financiero.



Además tendría influencia sobre asuntos legislativos que podrían afectar significativamente el valor neto de sus propiedades y realizaría negociaciones oficiales con países en los que tiene intereses de negocios.



Sin embargo, la revisión realizada por el Times resaltó que los negocios de Trump permanecen escondidos en el misterio. Él se ha rehusado a revelar su pago de impuestos o permitir una valuación independiente de sus activos.



Hace algún tiempo, durante su campaña, Trump envió una forma federal de informe financiero de 104 páginas. Decía que sus negocios debían al menos 315 millones de dólares a un relativamente pequeño grupo de prestamistas y listaba nexos con más de 500 compañías de responsabilidad limitada. Aunque contestó las preguntas, la forma parece haber sido diseñada para candidatos con finanzas más sencillas que las de él, y no requería la revelación de porciones de sus actividades de negocios.



Más allá de averiguar que las empresas propiedad de Trump tenían por lo menos 650 millones en deudas, The Times descubrió que una considerable porción de su fortuna está atada a tres asociaciones pasivas que deben dos mil millones a varios prestamistas, incluyendo a los que se debe el préstamo del edificio situado en la Avenida de las Américas. De no pagarse dichos préstamos, probablemente Trump no sea considerado personalmente responsable, aunque el valor de sus inversiones se desplomaría.



Trump ha manifestado que de resultar electo presidente, tal vez sus hijos dirijan su empresa. A fin de evitar la impresión de conflicto, muchos presidentes han hecho con su cartera inversiones ciegas en fideicomisos, lo cual por lo general implica vender el activo original y sustituirlo con activos que el vendedor desconoce.



Al parecer los hijos de Trump no contemplan dicha opción.



Richard W. Painter, profesor de derecho en la Universidad de Minnesota y, del 2005 al 2007, jefe de abogados sobre ética durante el gobierno del presidente George W. Bush, comparó a Trump con Henry M. Paulson Jr., un exdirector de Goldman Sachs a quien Bush nombró secretario del Tesoro.



El profesor Painter asesoró a Paulson en su decisión de vender sus acciones de Goldman Sachs, diciendo quedar claro que Paulson no podía nada más haber puesto dichas acciones en un fideicomiso y pretender que no existían.



Si Trump fuera a invertir a ciegas en un fideicomiso, señaló el maestro, sería “como poner un reloj de oro en una caja y pretender no saber que está ahí”.



Para saber



• Entre sus acreedores figura el Banco de China –país al que el candidato acusa de ser el enemigo comercial de EU– y el banco Goldman Sachs, al que Trump acusa de favorecer a su rival demócrata, Hillary Clinton



• Una considerable porción de su fortuna está atada a tres asociaciones pasivas que deben 2 mil mdd a varios prestamistas

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo