• Martes 23 Octubre 2018
  • 9:05:52
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 15°C - 60°F
  1. Martes 23 Octubre 2018
  2. 9:05:52
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 15°C - 60°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

El legado maldito de la ONU en la República Centroafricana

El Mundo | Martes 25 Octubre 2016 | 19:29 hrs

|

República Centroafricana.- Bangui, la capital de la República Centroafricana, se convertía ayer en un escenario insólito: cientos de personas se echaban a las calles para pedir la salida de las tropas que la ONU tiene desplegadas en el país. Razones no les faltan: denuncias comprobadas de violaciones de derechos humanos, ejecuciones, desatención de civiles y pasividad ante la escalada de violencia. La protesta terminó con cuatro civiles muertos y catorce heridos, entre ellos cinco soldados de la MINUSCA, la Misión de las Naciones Unidas destinada a mantener la paz en la República Centroafricana.

La manifestación estuvo liderada por un grupo de la sociedad civil que había pedido llevar a cabo una jornada bajo el nombre 'ciudad muerta' para exigir la retirada de la MINUSCA del país por su inefectividad, señala el medio Jeune Afrique. La República Centroafricana experimenta un aumento de la violencia desde principios de octubre y se ha cobrado decenas de víctimas civiles en cuestión de pocas semanas. "Allí donde van las fuerzas de la ONU, hay violencia", declaraba el organizador de la protesta, Gervais Lakosso, a la agencia de noticias AFP.

Los soldados intervinieron durante las primeras horas de la mañana para desmantelar las barricadas levantadas "por los manifestantes hostiles". La Misión de la ONU condenaba el ataque y lamentaba los daños colaterales de víctimas y heridos. "La MINUSCA piensa que los eventos del lunes son otro intento por parte de los enemigos de la paz para interrumpir el retorno a la normalidad constitucional", agregó en el comunicado publicado ayer.

Según la agencia Reuters, el portavoz del gobierno, Theodore Jousseau, ha culpado de la violencia a los políticos que buscan desestabilizar al gobierno mediante la manipulación de la población. Sin embargo, un reportero de esta misma agencia declaró que vio a varios manifestantes con pancartas contra la Misión coreando y lanzando piedras contra las fuerzas de seguridad. Haciendo caso omiso de su deber de no abrir fuego, las tropas habrían respondido con disparos de advertencia para desmantelar la protesta. Esos disparos se habrían dirigido a la multitud cuando aumentó la tensión y los manifestantes comenzaron a avanzar hacia el edificio de la ONU. Naciones Unidas ha negado el uso de munición real y alega que sus soldados sólo utilizaron gases lacrimógenos.

"El cáncer de la ONU"

Si bien en otros lugares del mundo la llegada de los cascos azules es sinónimo de tranquilidad y de protección, en la República Centroafricana ha sido lo contrario. Una misión de 13.000 soldados pertenecientes a la MINUSCA se asentó en 2014 con el fin de mantener el orden y ayudar a que el estado comenzara a cerrar sus heridas luego de una terrible guerra civil finalizada en 2013 que acabó con la vida de miles de personas y desplazó a casi un millón de sus hogares.

Organizaciones de derechos humanos que operan en el país recibieron numerosas denuncias de mujeres y menores de edad de haber sido forzados a mantener relaciones sexuales con soldados entre 2013 y 2014. La MINUSCA ha sido probablemente una de las peores misiones jamás enviada para mantener la estabilidad. De hecho, el Secretario General de Naciones Unidas, Ban Ki moon, bautizaba a la misión como "el cáncer de la ONU" y lamentaba que decenas de menores hubieran sido "traicionados por personas enviadas para protegerles".

Pero no fue vergonzosa la misión de este cuerpo en exclusividad, también lo fue la de los soldados franceses enviados al país en 2013 bajo la Operación Sangaris - que actualmente están siendo juzgados por un Tribunal francés-, las de los soldados de la EUROFOR -cuerpo de paz de la Unión Europea- y la de otros soldados pertenecientes a las Naciones Unidas pero no integrados en la Misión de Paz en República Centroafricana.

Una moderada paz transitoria se extendió en el país y culminó con varios logros durante la celebración del Foro Nacional de Bangui celebrado en mayo de 2015. Allí se firmó un acuerdo de paz y desarme de las milicias, además del compromiso de entregar y acabar con los niños soldado. Un logro gestionado por los mediadores locales, políticos, rebeldes, lideres religiosos y activistas. Sin embargo, esta joven paz tiene opciones de estallar avivada por más de una chispa.

Aunque tales logros dieron esperanza, los principales grupos armados que desencadenaron la guerra, Seleka y anti-Balaka, aún operan en todo el país. La ONU alertaba en su último comunicado emitido el 10 de octubre sobre "la frágil situación" del país que necesita el respaldo internacional para "cimentar una paz duradera". Sin embargo, cualquier declaración de la organización en lo relativo al país conlleva un halo de escepticismo detrás.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo