• Jueves 18 Octubre 2018
  • 21:47:51
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 14°C - 57°F
  1. Jueves 18 Octubre 2018
  2. 21:47:51
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 14°C - 57°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

La realidad de Calais obliga a Hollande a virar su política migratoria

Agencias | Lunes 31 Octubre 2016 | 14:13 hrs

Agencias |

París.- Desde el comienzo de la crisis migratoria, cuando Calais todavía no era conocida a nivel mundial como el hogar de uno de los campos de refugiados más grandes del continente, François Hollande ha respaldado todas las decisiones de Angela Merkel. La canciller alemana proclamó el Welcome Refugees y pronto la ruta de los Balcanes se convirtió en el escenario de incidentes diarios. Las principales alemanas se demostraron incapaces de acoger a los miles de recién llegados e incluso los propios migrantes se quejaron de las condiciones de vida.

El flujo de millones de personas sin control permitió a células yihadistas infiltrarse en Europa sin mayores contratiempos, el Estado Islámico contaba con miles de pasaportes robados, y los autores de los atentados de París y Bruselas desmontaron el discurso comunitario. Viktor Orbán, que en aquellos días señaló ya la necesidad de defender las fronteras y luchar por mantener la identidad cultural europea, fue tachado de xenófobo y las élites de Bruselas, con los medios a su servicio, se encargaron de convertirlo en el enemigo público número uno.

Sin embargo, el tiempo termina colocando cada cosa en su lugar. La realidad que vive Alemania ha obligado a Merkel a reconocer “errores” en la gestión de la crisis migratoria. Aunque su discurso no ha cambiado en exceso, sus políticas van ya en sentido contrario. Hollande, por su parte, había tratado de mantenerse en un discreto segundo plano y sólo el desmantelamiento de Calais parece haberle hecho cambiar de opinión.

Y es que el final del campo de refugiados no ha llegado de la forma deseada por las autoridades francesas. Las Fuerzas de Seguridad han tenido que intervenir en diversas ocasiones para controlar los disturbios y sólo una parte de los inmigrantes han aceptado ser realojados en otros lugares. Las agresiones sexuales se han convertido en algo común en los últimos días de ‘La Jungla’ e incluso una activista fue violada cuando trataba de defender los derechos de los allí alojados.

Hollande: ‘No pasará nunca más’

Todo ello ha obligado a Hollande a dar marcha atrás. El presidente francés ya ha avisado que no tolerará más campamentos de refugiados como el de Calais, al tiempo que ha anunciado que se reunirá con la primera ministra británica, Theresa May, para solucionar el tema de los “menores” que tienen derecho a pedir asilo. La pasada semana salieron a la luz unas fotografías de estos teóricos menores llegando a Dover y el aspecto de muchos de ellos generó una oleada de indignación. Incluso un diputado conservador pidió que se les fueran realizadas nuevas pruebas para determinar “su edad real”.

“No podemos tolerar más los campamentos y no los toleraremos más”, ha remarcado Hollande durante su comparecencia para hacer balance del desmantelamiento de Calais, concluido hace apenas dos días. Con las elecciones presidenciales a la vuelta de la esquina y las encuestas colocan a los socialistas en tercer lugar por detrás del Frente Nacional y Los Republicanos, bien parece que el viraje del presidente francés podría tener un tinte electoral, dadas las reticencias de los ciudadanos a sus decisiones en materia migratoria.

Más campamentos en todo el país

Hollande ha reconocido que se han evacuado de Calais a 5.000 personas que han sido acogidas en los 450 centros de internamiento repartidos por el país, algunos como el de París sin vigilancia policial. Aunque el presidente francés se ha congratulado por la excelente imagen internacional y la ausencia de incidentes, la realidad no es tal y muchos inmigrantes trataron de quemar ‘La Jungla’

El mandatario ha alertado que "no se tolerará más" que proliferen campos como el de Calais en otras zonas de Francia como en París, donde ha aumentado la afluencia de inmigrantes en el norte de la ciudad bajo una zona cubierta de la estación del metro de Stalingrad.

Según personal humanitario que trabaja en la zona, en Stalingrad viven desde hace meses varios centenares de inmigrantes y se ha constatado recientemente un notable aumento de nuevas llegadas. Se ha especulado además con que esa mayor afluencia esté asociada al desmantelamiento del campamento de Calais.

‘Reino Unido debe cumplir con su obligación’

Hollande también se ha referido a la situación de los 1.500 menores que estaban en Calais y que están acogidos en un centro provisional, muchos a la espera de cruzar al Reino Unido para juntarse con familiares.

"Hablé con la primera ministra británica (...) para que los británicos acompañen a esos menores y puedan asumir lo que les corresponde para, después, acogerlos en el Reino Unido", ha comentado. Londres cuestionó esta semana a París si estaba cumpliendo con su parte de no dejar a ningún menor de Calais sin seguimiento.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo