• Viernes 19 Octubre 2018
  • 23:32:59
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 18°C - 64°F
  1. Viernes 19 Octubre 2018
  2. 23:32:59
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 18°C - 64°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

El Papa se acerca más a los luteranos

Agencias | Martes 01 Noviembre 2016 | 06:22 hrs

Agencias |

Suecia.- El papa Francisco y altos representantes luteranos (protestantes) expresaron ayer en Suecia su profundo pesar por las matanzas y perjuicios ocasionados por el cisma entre cristianos y llamaron a proseguir el diálogo hacia la unidad.

El pontífice llegó a Suecia para dar inicio a un año de conmemoraciones en torno a la Reforma Luterana.

Mientras que teólogos luteranos y católicos prosiguen con su lento diálogo doctrinal iniciado hace 50 años, el Papa pretende acercar a los mil 200 millones de creyentes católicos a sus hermanos luteranos (74 millones en todo el mundo).

El 31 de octubre de 1517, el monje católico alemán Martín Lutero criticó al Papa por el negocio que éste hacía con las “indulgencias”, por el perdón de los pecados y un acceso facilitado al paraíso, colgando sus “95 tesis” en la puerta de una capilla de Wittengerg, Berlín.

Fue excomulgado y esta ruptura comportó sangrientas guerras religiosas en las décadas posteriores.

“Debemos mirar nuestro pasado con amor y honestidad y reconocer nuestra culpa y pedir perdón”, declaró en una homilía el Papa, rodeado de pastores protestantes, durante una oración ecuménica celebrada en la catedral luterana de Lund, que antaño fuera católica.

Durante la ceremonia, cuya liturgia se había pactado con varios años de antelación, el cardenal suizo Kurt Koch recordó que “los fracasos” de los católicos y los luteranos “provocaron la muerte de centenares de miles de personas”.

La Iglesia católica también rindió homenaje a la contribución de Lutero: “con gratitud, reconocemos que la Reforma contribuyó a darle un papel central a la santa escritura en la vida de la Iglesia”, declaró Francisco en su homilía.

El divisionismo

En un largo sermón, el pastor Martin Junge, secretario general de la Federación Luterana Mundial, que organiza el evento, también consideró que este “momento histórico” es una oportunidad para que católicos y luteranos “se distancien de un pasado empañado por el conflicto y la división”.

“Nos damos cuenta de que cuanto nos une supera con creces a cuanto nos divide. Somos los sarmientos de la misma vid”, insistió, lamentando la fragmentación de los cristianos.

Así y todo, una declaración común firmada por el Papa y el presidente de la Federación Luterana Mundial, el obispo palestino Munib Younan, mostró un persistente desacuerdo doctrinal: la simbología muy distinta en torno a la eucaristía.

Las parejas mixtas católico/protestante no pueden celebrar la comunión en una misma iglesia. “Muchos miembros de nuestras comunidades quisieran poder recibir la eucaristía en una misma mesa”, según el texto que leyó la obispo luterana Helga Haugland Byfuglien.

Jackelen, arzobispa primada

En la catedral luterana de Lund, antiguo edificio católico que desde la reforma en Dinamarca (1658) es patrimonio de los luteranos suecos, el Papa, representantes católicos y luteranos leyeron algunas peticiones para la unidad de los cristianos en una ceremonia en la que se intercalaron cantos y lecturas.

Una de las lecturas fue a cargo de la arzobispa primada de los luteranos suecos, Antje Jackelen, primera mujer en este cargo y que se entrevistó con Francisco en el Vaticano el 4 de mayo de 2015.

Durante una reunión con Francisco,  considerada como histórica,  fue llamada por el pontífice católico como “Querida hermana” en víspera de la celebración del quinto centenario de la reforma protestante de Martín Lutero.

El 15 de octubre de 2013, fue elegida como  la arzobispo de Uppsala y formalmente recibida a través de un servicio el 15 de junio de 2014.

Jackelen fue ordenada sacerdote en la Iglesia de Suecia en 1980 y se convirtió en doctor en Teología en la Universidad de Lund en 1999.  En 2006 fue ordenada obispo de Lund.

Arrancó con nueva era

WITTENBERG, Alemania.– Arremetió contra judíos, contra musulmanes y contra presuntas brujas. Se unió a príncipes que enfrentaron de forma violenta a campesinos rebeldes y, de forma indirecta, provocó la Guerra de los 30 años que costó la vida a millones de personas.

Pero a pesar de todo, para muchos cristianos de todo el mundo Martín Lutero es considerado un ejemplo a seguir. A punto de cumplirse el V Centenario de la Reforma impulsada por el teólogo alemán, la Iglesia Evangélica recuerda a una figura que cambió el mundo.

La pregunta que martirizaba a Lutero es, hoy en día, casi ininteligible: “¿Cómo consigo un Dios misericordioso?”. No obstante, en la Edad Media el miedo al infierno como castigo por haber llevado a cabo una vida pecaminosa era bastante habitual.

La Iglesia se aprovechaba de este sentimiento de culpa y vendía indulgencias con las que los creyentes quedaban aparentemente libres de todo pecado. Martín Lutero reconoció en esta acción una especie de traición al mensaje del Nuevo Testamento.

“Sola escriptura” (sólo por medio de la escritura), “Sola Gratia” (sólo por la gracia), estas son las líneas maestras que siguió Lutero para impulsar la reforma protestante.

Con ellas daba a entender que no era el Papa ni la tradición eclesiástica quienes debían marcar las pautas, sino sólo la palabra de Dios, como señalaba la Biblia. Y que el hombre no se podía ganar el cielo a través de buenas obras, sino que sólo podía ser salvado en base a su fe en la gracia de Dios.

Este aspecto le brindó éxito a Lutero porque redescubrió la teología del apóstol San Pablo.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo