• Jueves 18 Octubre 2018
  • 4:34:25
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 9°C - 48°F
  1. Jueves 18 Octubre 2018
  2. 4:34:25
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 9°C - 48°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Año del Gallo de Fuego, cambios drásticos y confusión

Agencias | Sábado 28 Enero 2017 | 10:42 hrs

Agencias |

Pekín/Hong Kong.- Millones de chinos, tanto en el país como en las comunidades del extranjero, celebraron hoy con festejos y fuegos artificiales la llegada del Año del Gallo de Fuego, que según los astrólogos traerá cambios drásticos y confusión.

Ciudades y pueblos de toda China, excepto aquellos que lo tienen prohibido debido a la contaminación, se vieron la pasada noche "bombardeados" por petardos y fuegos artificiales en sus calles, encendidos para ahuyentar malos espíritus y asegurarse de que el gallo canta el amanecer de un año próspero para los orientales.



En Pekín, donde los artefactos pirotécnicos sonaron por toda la ciudad hasta altas horas de la madrugada, la milenaria costumbre provocó que el primer día del año 4715 para el calendario chino esté envuelto en smog, esta vez causado más por la pólvora que por los automóviles, ya que las calles están inusualmente vacías de tráfico.

Más de 440 ciudades han vetado los fuegos artificiales estos y otras 764 han establecido limitaciones de algún tipo, informó el diario South China Morning Post.



El horóscopo chino señala que este año está bajo la influencia del femenino "yin", es decir, que más que del gallo debería ser de la gallina, y los adivinos auguran que traerá prosperidad y riqueza al presidente chino, Xi Jinping (que es serpiente de agua), y no tanto para su homólogo en Estados Unidos, Donald Trump (perro de fuego).



No parecen muy desencaminados, tras una semana en la que Estados Unidos ha decidido apostar fuerte por el proteccionismo con la salida del Acuerdo Transpacífico, mientras China comienza a ser vista como la gran abanderada del libre comercio, lo que podría beneficiar tanto a su economía como a su imagen exterior.

El presidente Xi, por ahora, destacó del nuevo año que estará marcado por el XVIII Congreso del Partido Comunista, y subrayó que en estos 12 meses "el pueblo chino tiene sueños y un gran espíritu trabajador para realizarlos", en el discurso que el jueves pronunció en el Gran Palacio del Pueblo para dar la bienvenida a las fiestas.



Ajenos a este panorama político, muchos chinos hoy, tras una noche de grandes banquetes familiares para los que en bastantes casos han tenido que recorrer largas distancias en tren, se despertaron temprano para intentar ser los primeros en hacer ofrendas a los dioses en los templos de todo el país.



En Pekín, el recinto religioso más concurrido esta mañana fue el Templo Lama, donde cientos de personas hacían cola desde las seis de la mañana para pedir riqueza y salud a las deidades budistas que adornan el santuario, de inspiración tibetana.

Cerca de allí, en el Templo de la Tierra, se organizó una ofrenda a imitación de las que los emperadores hicieron allí durante siglos con el comienzo del año: actores disfrazados de soldados de la dinastía Qing escoltaron a otro encarnado en emperador amarillo, que encendió incienso y se arrodilló en un gran altar de plegarias.



El Año Nuevo chino da comienzo a siete días de vacaciones, el llamado Festival de la Primavera, en el que los que viven lejos de su hogar (entre ellos millones de inmigrantes rurales y de estudiantes universitarios) disfrutan de días en familia.

Son los únicos días en los que la mayoría de las tiendas y restaurantes del país, donde los domingos son un día más, estarán cerrados, y las calles de metrópolis como Pekín presentan un aspecto vacío que no se conoce en el resto del año.



Además de los banquetes, en los que el plato principal son los ‘jiaozi’ (raviolis chinos), otro protagonista de la festividad son los ‘hongbao’, sobres rojos con dinero que se entregan a familiares y amigos, incluso a los niños.

Este año, con el enorme auge que están teniendo en China los pagos a través del móvil, la moda es enviarse ‘hongbaos’ a través de aplicaciones como Wechat o QQ (equivalentes locales a Whatsapp o Skype).



Las cifras del dinero que mueven estos sobres rojos digitales dan vértigo: desde Wechat se anunció hoy que sólo en la pasada noche los chinos se mandaron con su plataforma de pago 14 mil 200 millones de ‘hongbaos’, mientras que QQ fue utilizado con similares intenciones por 340 millones de usuarios, casi uno de cada cuatro chinos.

Hong Kong celebra a lo grande

Un multicolor desfile capitaneado por una figura gigante de un gallo hecha con piezas de Lego protagonizó hoy la celebración para dar la bienvenida al Año del Gallo en Hong Kong, donde miles de personas presenciaron la multitudinaria y tradicional cabalgata.

Un gallo elaborado con 220 mil piezas del conocido juguete Lego, en blanco, amarillo y verde presidió hoy la 22 edición del tradicional desfile de Año Nuevo Chino.



De dos metros de altura, la figura fue montada por un grupo de cinco personas y llevó un mes y medio de trabajo.

Acróbatas, dragones animados, bailarines chinos y bandas de música, entre otros grupos llegados de todo el mundo, conquistaron las calles del barrio de Tsim Tsa Tsui, en la península de Kowloon.



La hora y media de música, artes marciales, danza, acrobacia y folclore que invade las calles hongkoneses se presenta como una forma popular de saludar el año que comienza.

El evento de este año coincide con la conmemoración del 20 aniversario de la cesión de Hong Kong a China, dotando al evento de mayor color y participación.



Tambores, leones chinos, dragones de colores, petardos y globos gigantes ambientaron la marcha de las carrozas y los artistas.

Durante este tiempo, las celebraciones están cargadas de alto contenido tradicional en Hong Kong, donde las calles se engalanan con farolillos rojos y árboles de mandarinas que simbolizan buena fortuna y prosperidad, mientras las danzas de los leones se ven de forma asidua por toda la ciudad.



Los restaurantes ofrecen menús especiales, como el Poon Choi, una mezcla de setas secas, gambas, pollo y muchos otros ingredientes locales, que simboliza prosperidad y armonía familiar.

Los dulces elaborados con bolas de arroz rellenas de sésamo, cacahuete o alubias son otra tradición común entre las familias chinas por su simbolismo de reunión y unidad.

Las cajas de caramelos y bombones se convierten en un regalo casi obligado en cada casa que se visita en estos días.



Los más pequeños visten trajes tradicionales, mientras que los adultos estrenan ropa en el primer día del año con la superstición de que trae buena suerte.

Las tradiciones taoístas, fuertemente arraigadas en Hong Kong, toman protagonismo esos días en múltiples templos repartidos por la multitudinaria ciudad, que se convierten en una colmena de actividad y gente.

Incienso y papeles de color rojo con deseos inscritos se queman sin cesar frente a los altares con la creencia de que el humo lleva oraciones al cielo, entre las frutas y otros alimentos que descansan al pie de los altares a modo de ofrendas.



Hasta la víspera de la celebración del Año Nuevo el parque Victoria, el más grande de la ciudad, convierte parte de su espacio en un mercado de flores ambulante que es visitado por miles de personas que ven en las plantas otra forma de atraer la buena suerte dentro de sus hogares.

Las carreras de caballos también adquieren un protagonismo importante en este periodo.

El derbi del Año Nuevo Chino, que se celebra el tercer día del año nuevo lunar, es una de las más populares en Hong Kong.

La carrera, que tiene lugar en el hipódromo de Sha Tin, situado en la parte continental de la ex colonia inglesa y próximo a la frontera territorial con China, es una de las más concurridas del año en Hong Kong, donde las apuestas en este tipo de competiciones son muy populares.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo