• Miércoles 17 Octubre 2018
  • 15:52:03
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 9°C - 49°F
  1. Miércoles 17 Octubre 2018
  2. 15:52:03
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 9°C - 49°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Indocumentados que pagan impuestos quieren afianzar el sueño americano

El Diario Digital | Domingo 12 Marzo 2017 | 13:11 hrs

Agencias |

Para los inmigrantes originarios de Guatemala, El Salvador y otros países que se encuentran de manera ilegal en Estados Unidos, presentar la declaración de impuestos constituye un acto de fe que tienen la esperanza los beneficie si el Congreso les permite solicitar la residencia legal, publicó The Washington Post.



Pero durante la primera temporada de declaraciones fiscales en el gobierno de Trump –quien ha prometido tomar severas medidas contra los inmigrantes indocumentados en parte, dice, debido a la creencia de que agotan los recursos gubernamentales− el ritual está desarrollándose en un ambiente de urgencia y temor intensificados.



“Es un mito que los indocumentados no paguen impuestos”, dijo Cathryn Ann Paul mientras ayudaba a inmigrantes llenar las formas sobre los impuestos en CASA de Maryland, un grupo sin fines de lucro. “Cada vez que veo eso en las noticias me da pena ajena”



De acuerdo con el rotativo, las leyes federales estipulan que todos los trabajadores presenten su declaración de impuestos, aun los inmigrantes que estén ilegalmente en Estados Unidos.



A partir de 1996, las personas que no tengan número del Seguro Social pueden obtener un Número Individual de Identificación para Contribuyentes (ITIN, por sus siglas en inglés) en el Servicio de Recaudación Interna (IRS).



De acuerdo con archivos federales, cada año más de cuatro millones de personas hacen declaración usando ITINs. La cifra casi se duplicó en el transcurso de los últimos 10 años, mientras el Congreso analizaba proyectos de ley que hubieran creado una vía a la ciudadanía para 11 millones de inmigrantes, siempre y cuando hubieran pagado impuestos.



Algunos contribuyentes que presentan así sus declaraciones son inmigrantes legales e inversionistas extranjeros que no cuentan con número de Seguro Social.



Pero la mayoría son inmigrantes indocumentados ansiosos por asegurar su lugar en un país que fuera de ello no los acepta, estableciendo una prueba de residencia y documentando sus ingresos. Lo mismo que los residentes legales y los ciudadanos estadounidenses, también quieren saber si califican para un reembolso.



La presente temporada fiscal, dicen activistas, los inmigrantes se encuentran tan nerviosos por la promesa de Trump de acelerar las deportaciones que algunos temen pedir reembolsos, preocupados por el hecho de que los domicilios y otros datos personales puedan ir a dar con las instancias federales encargadas de implementar las severas medidas, escribió The Washington Post.



A su inquietud se suma la ley que entró este año en vigor que obliga a cientos de miles de personas a volver a solicitar sus ITINs.



El contralor del estado de Maryland Peter Franchot ha visitado los talleres de CASA a efecto de garantizar a los inmigrantes indocumentados que la controlaría, la cual tramita los reembolsos estatales, no compartirá la información fiscal privada con Inmigración y Aduanas. 



Esta semana el IRS hizo eco de lo anterior, diciendo que la información sobre los impuestos no puede compartirse con otra dependencia gubernamental a menos que la ley lo autorice.



“El IRS tiene implementados sólidos protocolos diseñados a fin de proteger la confidenciabilidad de los datos del contribuyente, y esto incluye información relacionada con las declaraciones de impuestos presentadas con ITINs”, se lee en comunicado de la instancia.



Aproximadamente la mitad de los inmigrantes indocumentados presentan declaraciones personales de impuestos, canalizando mil 100 millones de dólares a las arcas estatales, de acuerdo con el Instituto para Impuestos y Política Económica.



El IRS no pudo decir cuánto pagaron el año pasado en impuestos sobre ingreso los contribuyentes con ITIN, pero en reportes federales previos se ha calculado que durante los últimos 10 años han pagado miles de millones de dólares en impuestos federales, informó el diario.



A los críticos de la inmigración ilegal les preocupa que los inmigrantes indocumentados cada vez estén presentando más sus declaraciones con el fin de aprovechar los créditos fiscales y otras prestaciones que, aseguran, deben reservarse para la familias de bajos recursos que se encuentran aquí de manera legal.



Los defensores de los inmigrantes indocumentados responden que por lo general éstos no califican para la mayoría de las facilidades fiscales. Por ejemplo, muchos mantienen a familiares que se encuentran en sus países de origen a quienes no pueden incluir como dependientes. Mientras tanto, los inmigrantes indocumentados contribuyen a programas como el Seguro Social, aunque no pueden cobrar ese dinero.



“Los inmigrantes que pagan impuestos no deben de ser un tema polémico”, dijo Jackie Vimo, analista de políticas en el Centro Nacional de Derecho Inmigratorio, una organización sin fines de lucro que aboga a favor de los inmigrantes de bajos ingresos y sus familias. “Aportan dinero a la economía”.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo