El Diario de Chihuahua


Trump dedujo pérdidas por 100 mdd en 2005


The New York Times | Miércoles 15 Marzo 2017 | 08:32 hrs


Washington— El presidente Trump dedujo pérdidas comerciales superiores a los 100 millones de dólares en el 2005, de acuerdo con formas difundidas la noche del martes: raro vistazo de documentos que desde que lanzó su candidatura presidencial se había negado a dar a conocer.



Trump pagó 38 millones de dólares en impuestos federales sobre 150 millones de ingresos reportados, a una tasa vigente del 25 por ciento, de acuerdo con las formas fiscales presentadas en el programa de MSNBC de Rachel Maddow. Al declarar pérdidas, al parecer Trump ahorró millones de dólares en gravámenes.



La Casa Blanca respondió sin siquiera esperar a que se transmitiera el programa, emitiendo un comunicado en aparente confirmación de la autenticidad de las formas aun cuando defendía a Trump y arremetía contra MSNBC por publicarlas. “Antes de ser electo como presidente, Trump era uno de los empresarios más exitosos del mundo, con responsabilidad hacia su compañía, su familia y sus empleados de pagar sólo los impuestos requeridos legalmente”, se lee en el comunicado.



La Casa Blanca describió las pérdidas como “depreciación a gran escala de construcciones”, sin entrar en detalles. Además de los gravámenes federales sobre ingresos del 2005, se señala en el comunicado, Trump pagó “decenas de millones de dólares en otros impuestos, como impuestos sobre ventas e impuestos indirectos e impuestos patronales, y esta declaración publicada ilegalmente prueba precisamente eso”.



La negativa de Trump a dar a conocer sus declaraciones fiscales durante la campaña rompió con décadas de tradición en las contiendas presidenciales y se convirtió en tema central. La insistencia ha continuado desde que Trump llegó a la Casa Blanca, sobre todo por parte de los críticos que sostienen la posibilidad de que las declaraciones arrojen luz sobre varios aspectos de los hábitos comerciales de Trump, incluyendo si ha hecho negocios con empresas y bancos rusos.



En las dos páginas presentadas el martes no hay nada que sugiera algún vínculo con Rusia. Ni tampoco se brinda mucha información que no se conociera ya en torno a las compañías de Trump. Pero sí se demuestra que el grueso de los impuestos federales sobre ingresos que pagó en el 2005, 31 millones de dólares, se pagaron avalados por el impuesto mínimo alternativo, el cual Trump desea abolir.



Dicho impuesto hace las veces de apoyo al impuesto ordinario sobre ingresos y tiene el propósito de impedir que los estadounidenses acaudalados no paguen gravámenes sobre ingresos. Sin él, Trump, hubiera desembolsado alrededor de cinco millones en impuestos regulares, además de casi dos millones de gravámenes por autoempleo, sobre ingresos de 153 millones de dólares en el transcurso del 2005.



“Las declaraciones de impuestos de Trump muestran que está impulsando cambios fiscales que benefician a herederos multimillonarios como él, no a la clase media”, dijo Lily Batchelder, profesora de derecho fiscal en la Universidad de Nueva York y exjefa mayoritaria de asesores fiscales en el Comité de Finanzas del Senado. “Su propuesta de invalidar el impuesto mínimo alternativo hubiera eliminado 31 millones de su carga fiscal, y su tasa de impuestos hubiera sido menor que la tasa promedio que pagan las familias con ingresos de entre 75 mil y 100 mil dólares”.