• Sábado 20 Octubre 2018
  • 10:23:33
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 15°C - 60°F
  1. Sábado 20 Octubre 2018
  2. 10:23:33
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 15°C - 60°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Exoplanetas, estudian su habitabilidad

Agencias | Lunes 10 Abril 2017 | 07:53 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- Aproximadamente una década de estudio llevaría saber si en los recientes descubrimientos del exoplaneta Próxima b y de los siete que conforman el sistema TRAPPIST son habitables, de acuerdo con el holandés Tim de Zeeuw, director del Observatorio Europeo Austral (ESO).

El descubrimiento de ese sistema lo hizo el equipo del español Guillem Anglada-Escudé, y su estudio se realiza ahora con ayuda de ESO, la mayor organización astronómica intergubernamental del Viejo Contienente.

Tim de Zeeuw explica las posibilidades que hay de que Próxima b sea habitable.

“La estrella tiene fluctuaciones en su resplandor, lo que podría no ayudar para que haya vida en un planeta cercano. Creemos que el planeta es rocoso, como la Tierra, y que está a la distancia apropiada de la estrella para que el agua sea líquida. No sabemos si hay agua en ese planeta, pero si la hay debería ser líquida. La condición necesaria (para que sea habitable) es que haya agua, pero podría no ser suficiente para garantizarlo. Para ello la luminosidad de la estrella tiene que ser estable durante un largo periodo y eso no lo sabemos con seguridad.

Agrega que hay más posibilidades de que los planetas de TRAPPIST sean habitables que los de Próxima b.

Advierte que podría ser una realidad, ya que existen más planetas en ese sistema.

“Hay tres en la zona habitable y en una de ellos podrían darse las condiciones de habitable. Primero tenemos que encontrar los planetas y determinar que están en la zona en la que el agua puede ser líquida. El siguiente paso será intentar medir las propiedades de la atmósfera de ellos. No sabemos qué habrá, pero a mucha gente le gustaría saber si hay algo más”.

Para la detección de Próxima b se usó el telescopio de 3,6 metros de La Silla y el Very Large Telescope (VLT) de Paranal.

“Para TRAPPIST, un astrónomo belga recibió una subvención, compró un pequeño telescopio y lo puso en ESO. Estudió varias estrellas cercanas para ver si en alguna ocasión la luz de alguna destelleaba, si eso pasa hay posibilidad de que un planeta esté pasando frente a la estrella. Se dio cuenta de que había algo peculiar y pidió tiempo (de observación) para confirmarlo. Eso le permitió darse cuenta de que había tres planetas y pidió hacer hacer lo mismo con los telescopios espaciales Hubble y el Spitzer”, explicó De Zeeuw.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo