• Viernes 19 Octubre 2018
  • 2:17:33
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 14°C - 58°F
  1. Viernes 19 Octubre 2018
  2. 2:17:33
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 14°C - 58°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Un mexicano, entre los sobrevivientes de masacre de Texas

Agencias | Jueves 09 Noviembre 2017 | 12:38 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- Una pareja hispana que asistía al templo bautista donde ocurrió la masacre del domingo pasado narró cómo vivieron la balacera, historia que fue publicada por Telemundo.



En Sutherland Springs, Joaquín Ramírez, un mexicano de 50 años, se recupera junto a su esposa del trauma que vivieron el domingo. Ambos sobrevivieron a la matanza. Ramírez explica cómo los niños se escondieron bajo un banco, pero cómo el asesino se dirigió a ellos y los baleó desde arriba.



“Los niños lloraban y el asesino se acercaba y les tiraba. Yo estaba a mano izquierda con mi mujer. Nosotros nos echamos al suelo. Sólo pensábamos que íbamos a morir”, relató el hombre en una breve entrevista publicada por El País.



En la narración hecha a la televisora estadounidense Telemundo, Roxana Soto y Joaquín Ramírez comentaron que acudieron para iniciar su semana tal y como lo hacían cada domingo, pero inesperadamente fueron testigos de un sangriento ataque.



Joaquín, de origen mexicano, describió que la congregación comenzaba a entonar una alabanza y que todos estaban contentos de cantar cuando de repente entró el pistolero y disparó a diestra y siniestra.



“Ahí, cerquita de nosotros", explica Roxana al recordar el momento en que el agresor comenzó a disparar.



Sus palabras son las primeras que narran cómo 26 de los feligreses fueron abatidos a quemarropa.



Entre las víctimas, la pareja recuerda haber visto caer a la hija del pastor. Sus padres la identificaron como Anabelle Pomeroy, de 14 años.



Roxana fue de las primeras en recibir los impactos de bala, y una vez que ella cayó herida, le pidió a su marido que huyera.



“Escapé porque ya la muerte la miré cerca y mi esposa me decía 'sálvate' y me fui gateando abajo de las bancas”, explica Joaquín.



Cuando él logró escapar llamó de inmediato al 911; Roxana fue transportada a un hospital en San Antonio, y fue dada de alta el lunes por la tarde.



La pareja dijo que nunca regresará a la iglesia donde ocurrieron los hechos y explicaron que por el momento preferirán orar desde su hogar, el único lugar en este mundo donde, por ahora, se siente realmente a salvo.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo