• Viernes 19 Octubre 2018
  • 6:37:55
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 13°C - 56°F
  1. Viernes 19 Octubre 2018
  2. 6:37:55
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 13°C - 56°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Calentamiento global; le darán batalla al carbón

Agencias | Viernes 17 Noviembre 2017 | 07:31 hrs

Agencias |

Bonn.- Canadá y Reino Unido lanzaron ayer en la cumbre del clima de Bonn (COP23) una alianza para pedir a los países que establezcan un calendario de cierre de sus centrales de carbón, el combustible fósil que más contribuye al cambio climático.

La Alianza para el Abandono del Carbón quiere eliminar definitivamente esa fuente de energía, a más tardar a mediados de siglo, fecha en la que el Acuerdo de París prevé limitar a  dos grados centígrados el calentamiento del planeta.

Para cumplir con el Acuerdo de París, la eliminación del carbón es necesaria a más tardar para 2030 en el caso de los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) y para los de la Unión Europea (UE), y antes de 2050 en el resto del mundo.

A alianza se sumaron también: Angola, Austria, Bélgica, Costa Rica, Dinamarca, Fiji, Finlandia, Francia, Italia, Luxemburgo, Islas Marshall, México, Holanda, Nueva Zelanda, Portugal, y Suiza, que apunta a tener 50 miembros para la próxima cumbre climática de la ONU en 2018 que se realizará en Katowice, Polonia, una de las ciudades más contaminadas de Europa.

Pero algunos de los mayores consumidores de carbón del mundo, como China, Estados Unidos, Alemania y Rusia, no han firmado.

Además del cierre de las centrales que usan carbón, la alianza pretende impulsar “el crecimiento económico bajo en carbono, promoviendo las inversiones en tecnologías limpias y energías renovables”.

Al abandonar el Acuerdo de París contra el cambio climático, Estados Unidos no contribuirá positivamente, sea cual sea su modelo energético, según un estudio.

El texto indicó que al ritmo actual, el mundo llegará a 3.2º C, 1.2º centígrados más de lo previsto, a causa de la decisión del presidente estadunidense, Donald Trump.

En tanto, los países en desarrollo han logrado que

COP 23 apruebe por unanimidad un texto oficial en el que se recogen gran parte de sus peticiones de más esfuerzos a los países ricos en materia de reducción de emisiones y financiamiento a los más vulnerables.

El documento contiene, fundamentalmente, tres compromisos para los países ricos.

Una de los puntos del texto es que el secretario general de la ONU, António Guterres, mediará para que los países ricos que no han ratificado la llamada Enmienda de Doha al Protocolo de Kioto lo hagan y pueda entrar en vigor su contenido, referente a los compromisos de reducción de emisiones previos a 2020.

El segundo punto acordado recoge que los países desarrollados deben rendir cuentas de lo que están haciendo en la lucha contra el cambio climático antes de 2020 en dos sesiones de alto nivel en 2018 y 2019.

Mientras, el tercero recoge que las naciones ricas deben producir un informe transparente y detallado de cuánto dinero aportan para que los países en desarrollo enfrenten el cambio climático.

piden compromiso

 

El Grupo de los 77 y China alertó que aún espera un mayor compromiso financiero por parte de los países industrializados.

La canciller de Ecuador y portavoz del grupo, María Fernanda Espinosa identificó como uno de los problemas en las negociaciones el tema del financiamiento, la transferencia de tecnología y al desarrollo de capacidades para mejorar la resiliencia de los Estados vulnerables.

"Concretamente estamos pidiendo que llenen la caja del fondo de adaptación”, en la que hasta ahora han ingresado seis mil millones de dólares, a los que además se tiene difícil acceso.

La cifra es muy inferior a los 100 mil millones de dólares anuales que las naciones desarrolladas se comprometieron a movilizar anualmente, puntualizó.

 

EU defiende su política climática

AFP

BONN.– Estados Unidos reafirmó ayer en Alemania ante la conferencia del clima de la ONU que tiene su propio rumbo y que recurrirá a cualquier tipo de energía, lo más limpia posible, mientras que una veintena de países prometían que abandonarán el carbón en la próxima década.

"Queremos apoyar las fuentes de energía lo más limpias y eficientes posibles, sea cual sea su origen” declaró la subsecretaria de Estado interina para asuntos medioambientales, Judith Garber, en la COP23.

Fue la primera intervención del gobierno de Donald Trump ante una conferencia del clima desde que decidió abandonar el histórico Acuerdo de París, alcanzado en 2015 para luchar contra el cambio climático.

Su intervención cosechó pocos aplausos entre los representantes de 196 países.

"Más allá de nuestro punto de vista sobre el Acuerdo de París, Estados Unidos continuará siendo un líder en energía limpia e innovación”, aseguró la alta funcionaria.

Ese liderazgo pasa por utilizar los enormes recursos que Estados Unidos aún dispone en materia de combustibles de origen fósil, como el petróleo de esquisto, o el propio carbón.

Para Washington, los avances tecnológicos han conseguido convertir el carbón, el mayor responsable del calentamiento del planeta, en un recurso “limpio”, algo que contestan los expertos en cambio climático.

"Nuestros principios son acceso universal a la energía barata y fiable, y mercados abiertos y competitivos”, dijo.

Trump denunció el histórico Acuerdo de París en junio porque considera que perjudica los intereses energéticos de su país.

Pero eso no significa, aseguró Garber, que Estados Unidos renuncie a recursos como la energía solar, o a “ayudar” a los países en vías de desarrollo a reconvertir sus respectivos sectores energéticos.

A la par de la COP23 el gobierno de EU, junto con representantes de compañías energéticas, encabezarán un evento paralelo a las conversaciones para promover “los combustibles fósiles y la energía nuclear en la mitigación climática”.

El evento provocó una protesta pacífica contra el carbón y molestó a muchos ministros que están trabajando en reglas para implementar el Acuerdo de París 2015, que apunta a eliminar a los combustibles fósiles de la economía mundial.

Oficialmente Estados Unidos no puede abandonar el Acuerdo de París hasta noviembre de 2020, cuando culmine el proceso de denuncia.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo