• Martes 23 Octubre 2018
  • 22:12:25
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 16°C - 62°F
  1. Martes 23 Octubre 2018
  2. 22:12:25
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 16°C - 62°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Internacional

Los videojuegos sí te hacen millonario

Bloomberg | Viernes 07 Septiembre 2018 | 19:44 hrs

|

Es una escena que se desarrolla en miles de colegios extracurriculares en todo Corea del Sur: una docena de niños se amontonan en un aula con luces fluorescentes, observando en silencio mientras un instructor habla emocionado. Solo que hay un detalle, las pantallas sustituyen a los libros de texto y a los cuadernos. Además, el maestro es un millennial que imparte lecciones como: "no esperes pasar por debajo de este puente sin pelear".

Los adolescentes reunidos en la sala no se están preparando para la universidad, se esfuerzan para convertirse en campeones de deportes electrónicos o e-sports. Los videojuegos profesionales comenzaron en Corea del Sur hace más de una década, y han dado lugar a ligas que ahora llenan estadios y atraen a cientos de miles a los livestreams de Twitch durante los torneos. Los e-sports han madurado en una industria de 13 mil millones de dólares en la que los pesos pesados, desde Activision Blizzard a Amazon.com y Tencent Holdings, han establecido ligas y aseguran derechos de transmisión, mientras que niños desde 12 años se inscriben en las academias de todo Seúl. Estas escuelas existen para un solo propósito: preparar a los atletas virtuales para los rigores de los e-sports en jornadas que se alargan hasta las 02:00 horas.

Choi Min-ji, un chico de 16 años, viaja más de una hora y gasta más de 440 dólares al mes para ir a sesiones semanales de tres horas en la Academia GameCoach, un sitio elegante en un descuidado distrito industrial. El K-Pop suena diario a todo volumen las 24 horas en el edificio y las paredes están tapizadas con certificados de campeonatos. GameCoach se especializa en tres de los juegos más populares: Overwatch, League of Legends y BattleUnknown's Battlegrounds (a pesar de su éxito en el extranjero, Fortnite no ha cautivado al circuito profesional coreano). Choi, uno de los 120 aspirantes al profesionalismo de la escuela, se considera afortunado. "Los tiempos cambian, y creo que los sueños también", dice inquieto. "Siempre me han gustado los juegos y también podría tener éxito en mi vida jugándolos. Es algo en lo que mis padres ahora están de acuerdo".

Muchos de los mejores jugadores del mundo provienen de Corea del Sur, que a su vez impulsa a empresas locales como Netmarble Corp., que en 2017 hizo la oferta pública inicial más grande del país desde 2010, y Kakao Corp., una empresa que dentro de poco podría volverse pública. Al menos tres canales al estilo ESPN transmiten partidas de StarCraft y PlayerUnknown's Battlegrounds todo el día, y los profesionales son acosados por los buscadores de autógrafos en los festivales de juegos. Leyendas como Lim Yo-hwan, excampeón de StarCraft, ganan cientos de miles de dólares al año.

Los aspirantes al profesionalismo en los videojuegos en el mundo pueden tomar cursos en línea por 50 dólares, pero las academias de Corea del Sur prometen un desempeño inigualable. El gobierno les ha dado el mismo estatus legal que las infames escuelas de hagwon del país, que preparan a los niños para los rigores de los exámenes de ingreso a la universidad. GameCoach fue fundada hace un año y medio por Bigpicture Interactive Co., que dirige un equipo de Overwatch. Sus instructores son profesionales, y algunos estudiantes ya han dado el salto.

"No solo enseñamos tácticas de juego. Enseñamos modales de juego también. Estos pueden incluir cómo dirigirse correctamente a los oponentes (e ignorar sus insultos), cómo construir una reputación en línea y, especialmente, cómo mantenerse tranquilo cuando las partidas se vuelven difíciles. Los juegos son como las matemáticas", dice Lee Seung-hun, director de GameCoach, señalando los cuadros de triunfos y las camisetas del equipo que decoran su oficina. "Lo que hacemos es ayudar a los estudiantes a abrirse paso". En una clase, un cuarteto de jóvenes embelesados rodea la pantalla de su instructor, Kim Hyo-han, bebiendo Red Bull mientras da consejos sobre Overwatch, un juego de disparos en primera persona en el que equipos de jugadores se cazan entre sí en un mapa específico "¿Cuántas veces crees que pelearás aquí?", pregunta Kim, girando su ratón en un mapa complejo. "Cuatro serían más de lo habitual, pero prepárate para luchar al menos aquí, aquí y aquí".

Los estudiantes miran atentamente y responden con mucho entusiasmo. Más tarde jugarán entre ellos, y algunas veces con profesionales, para poner a prueba sus habilidades.

A pesar del crecimiento frenético de los deportes electrónicos, los padres de los jugadores no están completamente convencidos del rumbo en las vidas de sus hijos. "No fue una decisión fácil", comenta la madre de Choi, Park Hyun-jung. "Pero Min-ji quería esto más que cualquier cosa que hubiera deseado, y pensamos que sería mejor apoyarlo si lo íbamos a dejar jugar. Definitivamente es mejor que ver a nuestro hijo recluirse en un cibercafé y guardar rencor contra nosotros".

Choi no se hace ilusiones sobre sus posibilidades, pero él y sus compañeros desean el dinero y el glamour que promete una carrera profesional. "Me he vuelto más ansioso ahora que he visto que se necesitan muchas más habilidades para ser un profesional", dice sopesando sus opciones. "Estoy pensando en atraer a los fanáticos compartiendo en YouTube lo que sé sobre los juegos, particularmente Overwatch, en lo que soy bueno". Una buena educación, como dicen, amplía los horizontes.

 

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo