• Miércoles 17 Octubre 2018
  • 17:53:03
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 10°C - 51°F
  1. Miércoles 17 Octubre 2018
  2. 17:53:03
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 10°C - 51°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Madres de desaparecidos, incansables en su búsqueda a pesar del calvario

Francisco Cordova/El Diario | Miércoles 10 Mayo 2017 | 08:55 hrs

Silvestre Juárez/El Diario |

Chihuahua.- “Cuando se reúnen mis hijos y Adriel falta, la alegría no es completa”, dice Carmen Ávila para explicar el sentir de una madre cuyo hijo desapareció hace 5 años. Adriel Ávila, es el nombre que falta en cada festividad y reunión. Un nombre que este 10 de mayo, no deja de palpitar como una ausencia muy dentro de ella, una sensación de que una parte de sí misma le fue arrebatada, sentimiento que la llena de incertidumbre, pero también de una incansable esperanza.



Fue un 2 de octubre de 2012, cuando Adriel Ávila fue “levantado” por un comando armado en Ciudad Juárez, los hombres se identificaron como ministeriales y amenazándolos con armas de grueso calibre se lo llevaron junto a su amigo Adrián Favela, a quien visitaba por unos días, y quien también permanece desaparecido.



En aquel entonces Adriel contaba con 29 años, tenía una carrera como contador y un futuro por delante, para su madre sólo estuvo en la hora y lugar equivocados.



Tras la desaparición vino el martirio: horas en Fiscalía, falta de respuestas, pesquisas, días sin dormir, incertidumbre se tornó la vida de Carmen, quien dos años antes, ya había sufrido el fallecimiento de otro de sus hijos con tan sólo 18 años.



“Cuando te dan la noticia, es una sensación inimaginable, en ese momento sientes que te vas a morir, sientes que el mundo da vueltas a tu alrededor. Ya nada vuelve a ser igual. Yo tenía el dolor de mi otro hijo y que me llega el otro golpe, sólo Dios sabe como me siento y como me da fortaleza para seguir”, contó la afligida madre.  



Fuertes depresiones, hipertensión, entre otras enfermedades, son las consecuencias que deja en una madre de la desaparición de un hijo, de la falta de respuestas, el tener que identificar cuerpos, esperando que no se parezcan, que no sean el ser amado. “Eso es algo horrible, siente uno que se le paraliza el corazón”.



No obstante, también hay una fortaleza que obliga a Carmen a salir adelante, ver a sus otros hijos, a su marido, a sus hermanos, toda la familia que se ha unido más y que tienen la esperanza de encontrar a Adriel con vida.



“Todavía tengo la esperanza de encontrarlo. Mi mayor regalo este 10 de mayo sería que él entrara por la puerta por la que salió. Confío en Dios y no perderé la esperanza hasta el final. Mi fortaleza está en mis otros hijos, mi marido y mis hermanos, entre todos nos damos fortaleza y mantenemos la esperanza de encontrarlo”.



Por lo anterior, Carmen mandó un mensaje a su hijo, en quien, dijo, piensa todos los días: “Donde quiera que esté, yo siempre, siempre lo voy a buscar, todos los días pienso en él y oro por el. Lo estoy esperando, toda su familia esperamos encontrarlo, ese es mi mayor anhelo, encontrar a mi hijo. No le pido nada más a Dios, sólo encontrar a mi hijo como el mayor regalo o el mayor milagro. Para tener esa paz que nos falta”.



En Chihuahua 2010 permanecen abiertas un total de 40 carpetas de investigación por desaparición forzada



Según la información publicada en el Informe Especial sobre Desaparición de Personas y Fosas Clandestinas en México, elaborado por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, en Chihuahua, se tiene un registro desde 2010 de 40 carpetas de investigación abiertas por desaparición forzada.



Según detalla el documento, el estado ocupa el sexto lugar en cuanto a reportes de desaparición, ocupando el 6.68 por ciento del total nacional que suma 23 mil 934 casos.



Actualmente los familiares de Adriel Ávila y Adrián Favela, continúan con las pesquisas, actualmente Adriel tiene 34 años, mide 1. 68, es de tez blanca, complexión delgada y pelo negro, si alguien tiene información sobre su paradero puede comunicarse al número (614) 413 3355, de la Asociación Justicia para Nuestras Hijas, quienes siguen el caso.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo