• Viernes 19 Octubre 2018
  • 2:08:55
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 14°C - 58°F
  1. Viernes 19 Octubre 2018
  2. 2:08:55
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 14°C - 58°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Local

Funcionarios reciben más para despensa que grupos vulnerables

Salud Ochoa | Miércoles 06 Septiembre 2017 | 12:44 hrs

Tomada de internet |

Chihuahua, Chih.- Los 33 legisladores del congreso local así como los funcionarios de primer nivel del gabinete estatal, perciben más apoyo en despensa que personas en situación de vulnerabilidad. Esto a pesar de la diferencia que existe entre la percepción salarial de quienes ocupan una posición política y aquellos que viven en condiciones de pobreza y/o pobreza extrema.

Según información generada por el Instituto Chihuahuense para la Transparencia y Acceso a la Información Pública (Ichitaip), y los portales en esa materia del Poder Legislativo y Ejecutivo, los diputados perciben cada mes 624 pesos como bono de despensa, misma cantidad que se aplica a los funcionarios de primer nivel del gobierno estatal.

En contraparte, un adulto mayor beneficiario del programa “65 y más” de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) del gobierno federal percibe 1 mil 100 pesos cada dos meses, es decir a razón de 550 pesos mensuales en promedio. Sedesol reporta en el estado a más de 144 mil beneficiarios

Los 4 mil 900 beneficiarios del programa de despensas del municipio de Chihuahua reciben 2 despensas de 250 pesos cada una por bimestre. En este contexto, si los bonos de apoyo alimenticio que se entregan tan solo a diputados se destinaran a los adultos mayores de ese programa al año podrían comprarse 988.4 despensas, de 250 pesos cada una.

El único programa social que supera el monto de los 624 pesos mensuales que reciben funcionarios y legisladores es el “Pensión Económica” de la Secretaría de Desarrollo Social del Estado; los 11 mil 250 adultos mayores inscritos en el programa tienen un apoyo de 1 mil 138 pesos al mes. En la mayoría de los casos ese apoyo es el único ingreso que perciben, contrario a los funcionarios públicos y a los representantes populares.

Ante esta situación, el Frente de Consumidores –FEDECO- señaló que se está frente a un estado fascista en el que “el gobierno soy yo y nadie más” y en el que las condiciones de trabajo, productividad e ingreso salarial, no se miden con la misma vara lo que significa un retroceso a la época de las tiendas de raya, en donde “unos son los que trabajan y reciben las sanciones y otros son los agresores que tienen en su mano la hojita para poner y quitar lo que quieran”.

Al presidir el Congreso, Karina Velázquez percibe 10 mil pesos adicionales a los 32 mil 369 de la dieta, 31 mil 090 de la compensación, 624 por bono de despensa, 1 mil 700 como bono de productividad, además de los apoyos para viáticos de 30 mil 388, gastos de presidencia de 30 mil 388, apoyos de gestoría por 20 mil 940, apoyos distritales por 25 mil pesos, y 19 mil 675 para combustible y celular.

Gustavo Madero, Coordinador de Gabinete del gobierno estatal, recibe 33 mil 340 pesos de salario, 55 mil 437 de compensación y 624 pesos como bono de despensa.

María Estela Rodríguez, vecina de la colonia Villa Juárez recibe 1 mil 100 pesos bimensuales como apoyo de Sedesol y dos despensas de 250 pesos cada una por parte del municipio, lo que en total significa 1 mil 600 pesos cada dos meses.

Rosa González, de 76 años, recibe únicamente el apoyo de sedesol y con ello, dice, apenas le alcanza para comprar algunos productos de la canasta básica como frijol, harina, aceite y sopa. Sin embargo, tan solo el medicamento que requiere para sus afectaciones circulatorias le cuesta 600 pesos y le dura 20 días.

Bonos se manejan de acuerdo al interés de la clase que corresponda

Los bonos de despensa, productividad y otros se manejan de acuerdo al interés de la clase que corresponda ya que, a un trabajador común estos se le retiran ante cualquier falla mientras que con los diputados y funcionarios no sucede eso, señaló Carlos Loya presidente del Frente de Consumidores –FEDECO-.

“De entrada a un trabajador el patrón lo registra con el salario mínimo de 80 pesos con 7 centavos lo que significa que serían 560 pesos por semana. Sin embargo, se le suman los bonos diversos y le aparecen de 900 a 1,100 pesos. Esos bonos son de puntualidad, asistencia, producción y ninguno de despensa por lo que se anula el rubro del que los funcionarios gozan. Pero, el bono de puntualidad en un trabajador se anula si llega un minuto tarde y ese representa el 33 por ciento de los bonos generales, si no sacan la producción requerida se anula el otro 33 por ciento y si falta una vez, se le quitan todos los bonos de despensa de todo el mes”.

La realidad de la población en general, señala, es muy diferente a la de los políticos a quienes no se les retira ningún beneficio.

“A ellos no les quitan ningún bono. A nosotros si nos plican todas las sanciones escritas y las que no están escritas también. De ese tamaño es la agresión de la cual somos víctimas y ellos son los que tienen la hojita para poner y borrar. Seguimos viviendo cosas iguales o peores que en la época de tiendas de raya. En ese tiempo por lo menos el patrón se preocupaba que el trabajador no se muriera de hambre para seguirlo explotando, ahorita ya no existe eso. El Artículo 123 constitucional dice que el salario mínimo debe ser suficiente para cubrir las necesidades básicas de una familia, pero los 80 pesos no alcanzan ni para una comida”.

“Estamos gobernados por eufemismos y no es privativo de un partido, se aplica a todos los colores. México es el país con los salarios más bajos de América Latina y se escudan diciendo que nadie gana un salario mínimo pero, el promedio es de 1.8 salarios lo que significa 900 pesos por semana”.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo