• Domingo 21 Octubre 2018
  • 12:01:37
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 12°C - 54°F
  1. Domingo 21 Octubre 2018
  2. 12:01:37
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 12°C - 54°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Nacional

El sacerdocio no es poder; Cardenal celebra Misa por 50 años de su ordenación

Agencias | Jueves 28 Julio 2016 | 06:42 hrs

Agencias |

Ciudad de México.- La labor de un sacerdote es pastoral y de guía, por tanto, su posición no debe ser entendida como un medio de poder, afirmó el cardenal Norberto Rivera Carrera.

Al oficiar una misa con motivo de sus 50 años como sacerdote, el arzobispo primado de México enfatizó que el trabajo de un clérigo es transmitir un cambio para el bien.

“El sacerdocio de Cristo no puede ser entendido como una dignidad, una promoción o un puesto de poder. No se nos dio para estar por encima de los demás, sino para servir a los demás, semejantes en todo a nuestros hermanos”, apuntó el cardenal.

Desde la Basílica de Guadalupe, el cardenal también recordó el asesinato de Jacques Hamel, párroco de Normandía.

“Continuamente estamos llenos de dolor por aquellos sacerdotes desaparecidos, por aquellos sacerdotes perseguidos, por aquellos sacerdotes que han dado su vida simple y sencillamente por su fidelidad a Cristo”, mencionó.

En su homilía, y acompañado por tres cardenales, más de 50 obispos y 800 sacerdotes, Rivera Carrera agradeció a la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) por el gran cariño que le ha demostrado.

“La Conferencia del Episcopado Mexicano: Dios bendiga y dé larga vida a estas comunidades de humanismo, de hermandad y de crecimiento cristiano”, dijo.

Acompañado por el arzobispo Metropolitano del Patriarcado de Antioquia, Antonio Chedraoui, el cardenal afirmó en la vida no hay nada más importante que las personas que Dios pone en el camino, así como las instituciones.

“Quisiera que todos tuvieran la misma experiencia maravillosa que Dios me regaló con unos papás, hermanos, primos, sobrinos y demás familiares, es más, todo un pueblo que desde pequeño me tomó como uno de su familia. Es una gran fortaleza en la vida sentirse amado, acompañado, protegido y valorado por aquellos con los que comparto las mismas raíces, raíces que dan vida y sentido a la existencia”, expuso el cardenal.

Durante el mensaje de esta celebración eucarística y también acompañado por el presidente de Grupo Empresarial Ángeles, Olegario Vázquez Raña, el jerarca religioso recordó la impresión que le causó el beato Juan XXIII, y Pablo VI, quien hace 50 años lo ordenó como sacerdote.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo