• Domingo 21 Octubre 2018
  • 11:55:35
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 12°C - 53°F
  1. Domingo 21 Octubre 2018
  2. 11:55:35
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 12°C - 53°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Costumbre de mirar hacia el otro

| Miércoles 01 Junio 2016 | 00:33 hrs

|

Enrique Terrazas cierra optimista

Garfio reacciona rápido y certero

La delincuencia presente al cierre

H
asta el último día de la campaña Javier Corral mantuvo su estrategia del voto útil. Le hubiese gustado cerrar como no pudo abrir, es decir con una coalición de partidos y corrientes políticas apoyándolo, dado que no fue posible, apeló a la inteligencia de los electores a efecto de que “no desperdicien” su voto.

En los últimos días desplegó una profusa campaña de spot en medios electrónicos y mensajes en redes, diciendo que un partido se arregló en lo oscurito; el independiente no prendió, en apelación enfática a la popular expresión “me late”, para decir que, en la gama de opciones, sólo el voto que vaya destinado a favor de su persona será un voto que valga la pena.

Hace doce años, tras su derrota ante Reyes, dijo que la gente no entendía, reprochando explícitamente a los electores que lo hayan rechazado por adquirir un gusto por malos gobiernos. En otras palabras, que si la gente no vota por él, es taruga.

Hoy descarga prematuramente en otros la responsabilidad de que el PAN no gane por sí mismo una elección. Debería asumirse una conducta propositiva, ya que la gente observa que antes de la elección se mira derrotado, siendo que en los 30 segundos de libertad ciudadana en las casillas, cualquier cosa puede suceder.

Las encuestas favorecen a Serrano, cierto, pero muchas veces se han equivocado, Corral debió confiar más en sí mismo y recriminar menos a los que no le hicieron testera. Es tarde, hoy termina la campaña y el domingo a votar. No es tiempo de lamentaciones.

Enrique Terrazas, en cambio, llegó a la recta final con fortaleza vista. Lo que no hizo Corral a escala estatal, lo hizo Enrique en la capital. Unió al otro independiente, a la candidata de Movimiento Ciudadano, al candidato del PES y ayer se dio el lujo de anunciar que Toño López también lo apoyaba.

Dirán que tiene mucho dinero y los pudo comprar a todos. Puede ser, formular lapidariamente una acusación en ese sentido, sin tener las pruebas para demostrarlo, sería atrevido e irresponsable. Lo importante es que lo hizo y el resultado es lo que cuenta. ¿Cuánto habría pagado Javier por las adhesiones de Chacho, Cruz y el PES, los equivalentes municipales de Terrazas? Lo que fuera: en política lo que se compra con dinero sale barato.

El punto está en saber si el esfuerzo de Terrazas es suficiente y le alcanza para ganar la elección. Las encuestas dicen que no, pero vuelta a lo mismo, son ejercicios inconsistentes, que se equivocan con frecuencia; sin embargo demostró confianza en sí mismo y eso cuenta. Sólo le resta esperar y ahora confiar en que su gente de campo haga el trabajo prometido, en otras palabras que desquiten el salario ¿Verdad Mentor?

En previsión de lo que el tiempo encoja, Javier Garfio no se anduvo por las ramas y mandó liquidar, sin oportunidad de réplica, a los dos choferes del municipio sorprendidos por los caza-mapaches del PAN, que distribuían en vehículos oficiales propaganda de Maurilio Ochao.

Se van y rápido, dijo el alcalde al estilo ballezano de “primero ejecuto y luego viriguo”, sin perjuicio de que el PAN interponga las correspondientes denuncias por peculado electoral en contra de esos dos desdichados. Los delitos electorales, cuando llegan a pagarse, son castigos severos. A esos dos los prendieron con las manos en la masa; en consecuencia es precaria su situación jurídica.

Cuando Juan Blanco y César “malo” Jáuregui llegaron a la oficina de Garfio para pedirle imparcialidad, la especialidad del PAN durante procesos electivos, el edil ya les tenía la noticia del despido. La oportunidad y el rigor cuenta, de ese modo apaga criticas y envía un mensaje de advertencia para los otros.

La delincuencia también cerró fuerte en la ciudad de Chihuahua. Por los últimos hechos de sangre da la impresión que los sicarios del mal están pendientes de las fechas electorales, como los manifestantes que hicieron presencia en la jornada del lunes pasado, tirando leche frente a Palacio y exigiendo mejor pecio del frijol que todavía no siembran.

Con una diferencia de horas mataron a tres personas en diferentes hechos durante la madrugada y la mañana de ayer, hirieron a otra, incendiaron autos, asaltaron negocios. Para cerrar la cuenta del día en la colonia Lealtad II reportaron otros dos asesinatos, entrada la tarde.

Por favor que termine pronto la elección: esas seguidillas violentas no deben perpetuarse, mayo cerró con 38 asesinatos violentos, lo que representa una marca negativa en la era de paz.

Ciertamente hoy privan en la entidad –incluso en la zona serrana- condiciones para una elección sin contratiempos. Si durante la elección del 2010, cuando la violencia calderonista estaba exacerbada y en Chihuahua los asesinatos eran cosa de todos los días, el proceso electoral transcurrió en paz, con mayor razón ahora. Sin minimizar las muertes, no son factor que complique su realización.

No obstante sería prudente que las autoridades de la Fiscalía, a cargo de González Nicolás, desplieguen durante estos días a todos sus elementos, sólo como una medida disuasoria, por si alguno de los grupos criminales intenta interferir, en la jornada electiva o complicar los preparativos del importante día. Las medidas de precaución nunca están de más, especialmente cuando hay hechos que encienden alertas amarillas.

Increíbles los grados de impunidad y abuso a los que llegan los maestros adheridos a la CNTE, los mismos que se niegan a trabajar pero exigen el pago puntualmente, con bonos de cumplimiento, aprovechamiento escolar y buena conducta, como si tuviesen récord impecable de asistencia a clase, siendo que permanecen meses fuera de las aulas.

En varios municipios de Oaxaca y Michoacán ayer raparon a los maestros que ofrecen resistencia para acompañarlos en sus manifestaciones vandálicas. Y una vez rapados los hicieron caminar descalzos por las calles de los pueblos.

Su intolerancia es equiparable a la del peor dictador o bien a los custodios medievales de las buenas costumbres. ¿Dónde está Nuño? ¿No que él sabía como detenerlos? Gravísimo que actos de tal barbarie ocurran entre maestros mexicanos, por más de la CNTE que sean. Hasta en ellos es un exceso.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo