• Lunes 22 Octubre 2018
  • 22:16:47
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 16°C - 61°F
  1. Lunes 22 Octubre 2018
  2. 22:16:47
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 16°C - 61°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Pemex alienta el pánico

| Viernes 10 Junio 2016 | 00:19 hrs

|

Siguiendo a los traidores

Malo Jáuregui ya se vio

Justicia sí; venganza no

E
l silencio ominoso de Petróleos Mexicanos en torno al desabasto contribuyó de manera determinante al pánico colectivo generado en la ciudad, por la falta de gasolina.

Tuvieron días para explicar los motivos de la escasez, pero decidieron esconderse tras sus escritorios, apelando a los rigurosos niveles de autoridad en una dependencia cien por ciento centralizada.

La oficina en Chihuahua no decía nada porque la responsabilidad, a su juicio, estaba en la planta de Cadereyta, Nuevo León; allá no les importaba, pues el problema radicaba en Chihuahua, a un desierto de distancia.

Cuando al fin deciden salir, al ver que las gasolineras de la ciudad simulaban las de Venezuela, por las enormes filas, lo hacen con un galimatías ininteligible, diciendo que las causas del problema –sin mencionar específicamente cuáles- están resueltas y que la crisis pasará en un par de días.

Con toda la insensatez de una autoridad desapegada a la realidad social, recomiendan a la vez un racionamiento voluntario del preciado líquido, pidiendo a la gente que surta sólo 200 pesos.

Hasta ayer las filas seguían siendo enormes, con pánico o sin él, la gente no creyó en las explicaciones de Pemex, por más que las pipas empezaron a surtir con relativa normalidad.

Desde luego que no iban a creer, dos días buscando explicaciones en redes los volvieron inmunes a la “verdad institucional”, sin contar el hecho de que la gente sabe que cuando la autoridad pronostica un día soleado, hay que apresurarse por el paraguas, en previsión del chaparrón.

Si realmente surten como debe ser, la presión por el combustible cesará progresivamente, hasta quedar normalizada sábado o domingo; si hay problemas y pretenden ocultarlos, aguas, tenemos por varios días un forzado “hoy no circula”, afortunadamente sin las desventajas de los imecas.

El ridículo hizo Profeco ayer. Una semana después de la escasez –la falta de gasolina verde lleva por lo menos cinco días- despliegan su “ejército” de seis o siete inspectores que tienen para la ciudad, a fin de verificar que todo vaya bien.

Imagine la supervisión: Señor gasolinero, reportaron problemas en su estación de servicio. ¿Usted recibió algún reporte, falta algo? Desde luego que no, señor inspector, todo bien por acá. Perfecto, haré el reporte a mis superiores. Oiga ¿y esos autos parados? No sé, quizás les falta gasolina. ¡Oh! pobres, hasta luego, entonces. Ni la burlan perdonan.

Mientras tanto anuncios de burla inundan las redes: “Sigan estas coordenadas, dan diez diferentes, y sin duda alguna encontrarán combustible abundante y a buen precio. Atentamente La Asociación de Tomas Clandestinas, Acaparadores Anónimos, Piperos Piratas y anexos de la CTM (ATOCLAAPI)”. Los revendedores se rayan, seguro incrementaron la ordeña, sólo como estricto asunto de mercado, a mayor demanda, mejor utilidad.

Con el afán del capitán en Moby Dick en el PRI buscan a los traidores, los que apoyaron a candidatos de “otros partidos”. Si los encuentran sería buena idea que les ofrezcan un contrato de mapaches electorales, dan resultados.

Según las cifras definitivas, nada más en Juárez, Javier Corral ganó por 3 mil 664 votos a Serrano, 136 mil 106 contra 132 mil 442 y Chacho superó los 100 mil votos, quedando a 31 mil 461 de Serrano.

En Juárez es donde el PRI esperaba su colchón para la capital y el resto del estado. Esos números hablan de la capacidad operativa de los traidores, sin contar los votos de Chihuahua, que son de espanto para el candidato priista.

Si los dirigentes del PRI, sus liderazgos formales e informales, quieren hacer un ejercicio serio de autocrítica, deberían empezar por ellos mismos. Echar culpas sobra la espalda de otros es muy sencillo, pero eso sólo contribuye a que se batan entre sí.

Recuerden, los ajustes vendrán de México, donde no buscan quién la hizo, sino quién se las pague, el tsunami escaló nacionalmente y el último de los culpables es Peña Nieto, así sea en los hechos el primero. Aguzados, la próxima elección está a la vuelta de la esquina, despedazarse por una derrota describe miopía.

En el cabildo de Chihuahua, por ejemplo, el PRI sólo alcanzó tres regidores, en razón del acuerdo que hicieron con sus nanopartidos satelitales, que no les granjearon ningún voto, mientras que Morena obtuvo dos espacios. Es de suponer que en Juárez y los otros municipios andan por las mismas, sin contar la desolación que los espera en el Congreso del Estado.

Asimílenlo, la derrota no tiene precedente, pero si la ven con inteligencia concluirán lo que todo actor formado en las trincheras sabe o entiende por intuición: Cuando se gana no se gana todo; cuando se pierde no se pierde para siempre. ¿O si?

El Beltrones Chihuahuita, conocido de antaño como César “Malo” Jáuregui, estratega en las victorias de Chihuahua y Delicias, dijo que le gustaría despachar en Palacio. A quién no, habrán pensado Mario Vázquez y mil más.

El diputado ya se vio. ¿Acaso suspira por la silla de Mario Trevizo? ¿Por qué no?, es su caminito desde que fue secretario en los ayuntamientos de Juárez y Delicias, durante los tiempos de las vacas flacas.

En la abundancia tiene derecho a levantar la mano, aunque esa posición será muy disputada. En ella ven también un abogado muy cercano de Corral, Luis Fernando Mesta.

Tiradores sobran, pero es refrescante que César se apunte sin restricciones. Tenía sus ojos puestos en la Secretaría del Ayuntamiento local, ni que fuese tan tarugo para limitarse evitando pensar en la grande. ¿Tiene facturas por cobrar con Javier?.

Javier Corral ha sido consistente en su discurso de meter a César Duarte en la cárcel, fue parte central de su campaña y, a juicio de la rumorología electoral, el principal factor de su victoria.

Ser consecuente con lo dicho y lo hecho es lo que muchos esperan, pero cuidado, el gobernador electo –hoy recibe su constancia de mayoría- necesita tener paciencia para dar los pasos legales necesarios.

Insistir mediáticamente en el tema es abonar a la radicalización social. Una vez con la banda sobre su pecho, dicho metafóricamente, podrá nombrar al fiscal anticorrupción que le venga en gana, hablan de Jaime García Chávez y seguir el camino de la legalidad.

Desbordar el ímpetu describirá un estado anímico de venganza, no de justicia.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo