• Sábado 20 Octubre 2018
  • 3:59:14
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 16°C - 61°F
  1. Sábado 20 Octubre 2018
  2. 3:59:14
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 16°C - 61°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Misael exhibe corrupción e indiferencia

GPS | Miércoles 17 Agosto 2016 | 18:02 hrs

El Diario |

* Misael exhibe corrupción e indiferencia

* Rascón, el gran inquisidor universitario

* Dejar casa y aviones, buena lectura de Corral

* Garfio paga distribuidor por adelantado


El bronce asegurado por el parralense Misael Rodríguez en Río de Janeiro, sirvió para exhibir la profunda corrupción de los federativos en el deporte mexicano, un mal endémico que cada ciclo olímpico limita el éxito de los esforzados atletas nacionales.

Ricardo Contreras, presidente de la Federación Mexicana de Box, declaró que esa medalla no se la debe colgar Alfredo Castillo, director de la Comisión Nacional del Deporte (Conade) pues suspendió el dinero a la Federación, motivo por el cual los peleadores compitieron con uniforme fiado.

Lo que no dice Contreras, es que cancelaron los apoyos por encontrarle una serie de corruptelas y desvíos en la federación, de la cual se ha enriquecido sin apoyar a los deportistas. Contreras es considerado un vulgar hampón por cronistas deportivos de prestigio, pero hoy intenta ocultar sus hábitos de ladrón tras esa medalla.

Previo al mundial de Qatar 2015, Contreras chantajeó al Director de la Conade, enviando a los deportistas a “botear” en la ciudad de México, pretendiendo pasar por víctima, cuando en realidad impidió que la Conade entregase los recursos directamente a los boxeadores. Quería que el dinero pasaran primero por sus manos para quedarse con la mayoría, como ha hecho –según cronistas- durante años.

Alfredo Castillo no es mejor: lo acusan de nepotismo, gastos injustificados y abuso de autoridad, además de ser calificado como personaje superficial, proclive al glamur y dispendioso. Su cargo está en juego tras los famélicos resultados del deporte mexicano en Río.

Ambos, Contreras y Castillo, son únicamente dos ejemplos de la corrupción generalizada que existe en el deporte federado nacional. Los presidentes de las federaciones las toman como de su propiedad y no hay poder humano que los mueva, pues las leyes están hechas para perpetuarse y manejar el dinero sin rendir cuentas. Como dijo un meme, son campeones en clavado… de dinero.

Enrique Rascón es una piedra en el zapato, hay que reconocer su admirable terquedad, como cuchillito de palo insiste y machaca hasta sacar sangre. Hace meses él solo puso en débil posición a la directora de Contaduría, Liliana Álvarez; también solo se ha mantenido en medios, con fuertes criticas a la autoridad universitaria; y ayer denunció que demandará al director de Medicina, Benavides, por cobrar más de 800 mil pesos de un trabajo no realizado. Hace mejor labor que Jesús Esparza y todos los auditores juntos.

Benavides tendrá que explicar el motivo por el cual recibió ese dinero, una práctica corrupta en la Facultad de Medicina que data desde los tiempos del Dr. Leal. Los directores de la Facultad se adjudican el titulo de Director del Hospital Central y por lo tanto cobran salario en razón de ambos cargos. Sí, se trata de una irregularidad que en otros momentos ha sido denunciada y hoy amenaza las aspiraciones de Benavides.

Javier Corral interpreta correctamente el humor social, característica que antes no presentaba. Se observa que ha madurado como político, sin que sus adversarios en Chihuahua se percataran del cambio.

No hace mucho su prioridad era teorizar sobre el deber ser de la política y el Estado, condición que lo alejaba de la gente común, situándolo en la etérea interpretación de los conceptos de la filosofía política. De un tiempo a la fecha aterriza en las sutilizas de interés al ciudadano común.

A sus vecinos del Campanario les hizo llegar una carta donde les informa que no cambiará de domicilio, atención hecha en razón de las naturales molestias de un gobernador viviendo en la colonia. Su verdadero mensaje es al resto de los chihuahuenses a quienes indirectamente les decía que no ocupará la casa de gobierno, por considerarla un exceso.

Este gesto, más sus anteriores declaraciones sobre poner en venta los aviones de gobierno y usar los helicópteros en actividades sociales o de salud, envían un mensaje explícito de rechazo a los gastos superficiales de la administración saliente, uno de los temas que mayormente contribuyeron a la desaprobación generalizada de Duarte.

Corral es inteligente, en esa materia –la de la austeridad o falsa austeridad, según sea cada caso- le aprende bien a López Obrador, un político diferente que asegura vivir con cincuenta mil pesos al mes y sostiene que todos los trabajadores del país deberían ganar, por lo menos, esa misma cantidad. Bien dicen que los extremos se juntan, en este caso dos populismos: la izquierda de Andrés Manuel; la derecha de Javier.

Observador de la política nacional, quiere medirse con los grandes tiburones del país; sabe que si las cosas le van bien, su oportunidad de llegar a los Pinos será para tomarse en cuenta hacia el 2024.

Está en su derecho: todos los gobernadores tienen ese mismo sueño hasta que se les convierte en pesadilla. Antes necesita pasar la aduana de Chihuahua, ya que gobernar el Estado no es fácil, menos con el dinero carretero comprometido a 24 años y sin posibilidades de ingresos extraordinarios. Esa materia, la administrativa, también exigen gran pericia y conocimiento.

Javier Garfio sigue feliz inaugurando obras, esta vez hasta invitó al gobernador Duarte para abrir el llamado Eje Cero, del libramiento Zootecnia. Tiene derecho, brincó del vagón priista de junio pasado antes de que lo arroyase el tsunami, de modo que ahora disfruta a sus anchas los últimos días de presidente municipal, con la esperanza de que le valgan “para lo que venga”.

Pero lo más importante es que Garfio hace lo que ningún otro alcalde antes que él: dejar pagada en su totalidad una obra tan importante como ese distribuidor, a sabiendas que será inaugurado por una alcaldesa emanada de un partido diferente al suyo.

El primer eje quedó en operación ayer, dejará abierto otro, el que conecta el R. Almada con la carretera Cuauhtémoc-Chihuahua hacia el Centro de la ciudad y muy avanzados los otros dos que complementan el libramiento.

Hasta donde se sabe, dejará dinero suficiente para que los concluya Maru Campos, lo cual habla bien de Garfio, tanto desde el punto de vista administrativo como político, algo refrescante en medio de una política dominada por mezquindades.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo