• Jueves 18 Octubre 2018
  • 8:57:57
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 9°C - 48°F
  1. Jueves 18 Octubre 2018
  2. 8:57:57
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 9°C - 48°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Madero, el administrador político del estado

| Viernes 26 Agosto 2016 | 00:11 hrs

|

Duarte busca vacunarse contra Javier Corral

Víctimas colaterales de la perversidad legislativa

Consejo Universitario hasta mañana en la tarde

 O
bservadores superficiales de la política doméstica consideran que la Secretaría General de Gobierno le queda chica a Gustavo Madero, lo mismo que una eventual jefatura de gabinete, asumiendo que Javier Corral modifique la Constitución para incorporar esa figura a su administración.

Visto desde la óptica de alguien que ha sido Coordinador del Grupo Parlamentario de su partido en el Senado, presidente del CEN durante seis años y jugador de primera línea en las grandes ligas de la política, desde luego que una dependencia, por importante que sea, en cualquier estado le vendría rabona.

En el caso de Madero, quienes así razonan están equivocados; el cargo adquiere importancia puesto en el interés de proyecto político transexenal 2016-2024, con importantísima escala en el 2021.

La usaría de plataforma para la gubernatura; el argumento por sí mismo es alentador para Madero, pues se coloca en posición de competir para suceder a Corral. Además, permanecer en México sin representatividad política de alto calado, porque sería asfixiante para un tiburón como Gustavo.

La remasterizada Familia Feliz quiere, como todos los grupos que alcanzan el poder local, llegar a los Pinos. Soñar no cuesta, que se les haga es otra realidad, pero en el papel tienen el cuadro bien resuelto: Madero gobernador en el 2021; Corral presidente para el 2024.

Algo sucede con la agenda de Peña Nieto que no encuentra espacio para recibir a Javier Corral. Primero anunciaron que sería el martes pasado, luego el miércoles y cuando ayer cancelaron la entrevista, resolvieron dejarlo en la ambigüedad de que “un día de estos”. Lo recibirá no hay duda, Peña en estos momentos celebra entrevistas con los gobernadores electos, a Javier le llegará su turno.

Sin embargo la informalidad presidencial cayó mal en el ánimo del gobernador electo hacia Peña, pues desde la reunión de senadores panistas ayer le mandó un mensaje:

“No voy a someterme a requerimientos o condiciones indignas para Chihuahua por parte del régimen y menos intercambiar impunidad por recursos federales”. Fuertes palabras de un gobernador electo al presidente de México, cuyo nombre sustituye hábilmente por “régimen”.

Algo sabe o siente Corral en torno a Peña, pues eso de que no cambiará impunidad por recursos, habla claramente de que no abandonará su idea de hacer justicia con relación a Duarte, así lo presionen desde Los Pinos con la eterna amenaza de “cerrar el chorro”. Interesante.

Despierta morbo que César Duarte cabildee por su parte una entrevista con el presidente, empeñado en que lo reciba antes que a Corral. Audaz, como ha sido siempre, busca vacunarse.

Otro esfuerzo denodado que hace Duarte es traer al presidente Peña antes de que cierre su administración. Quiere mandar el mensaje de que se encuentra en buenos términos políticos con su jefe.

Difícil, Peña ya pintó su raya con los gobernadores que perdieron la elección pasada, especialmente con los de Veracruz, Chihuahua y Quintana Roo, a quienes presuntamente investiga el SAT y el PRI abrió un expediente para expulsarlos.

Prueba irrefutable de que los sacaron de la burbuja del poder es que Enrique Ochoa, el nerd presidente del CEN priista, le negó la invitación a la reunión celebrada con gobernadores electos y en funciones de su partido. La última teja de poder desaparece, por lo mismo el gobernador se queja ante sus más cercanos de que ya nadie lo busca.

Martes o jueves próximos se realizará, tentativamente, el postergado Periodo Extraordinario de Sesiones del Congreso, cuyo fin es dictaminar las cuentas públicas pendientes. Según Jesús Esparza son más de 600 las que está listas para dictamen, entre las cuales destacan las de Marco Adán y Teto Murguía.

Pudiendo, o mejor dicho debiendo, aprobarle las cuentas hace tres años, dado que pertenecen al segundo ejercicio de sus administraciones, por mera perversidad política las dejaron pasar y ahora hay víctimas colaterales.

Por esa causa los que pagarían las consecuencias de los excesos políticos son Javier Garfio y Enrique Serrano, pues el dictamen sobre sus cuentas los hará la Legislatura dominada por el PAN, a menos que los diputados voten los dictámenes en paquete, lo que no sería entraño, así como las retuvieron durante tres años, las aprueban en tres minutos.

Fuentes adscritas a la ciudad de México reportaron que el dos de septiembre habrá cambios en el gabinete de Enrique Peña, es decir un día después de su cuarto y novedoso informe.

Manejan dos cambios como seguros: el ex rector de la UNAM y hoy titular de Salud, José Ramón Narro Robles, iría en sustitución de Aurelio Nuño a la Secretaría de Educación; y Arely Gómez dejaría la PGR para ocupar la Secretaría de la Función Pública.

De concretarse, los movimientos representarán un espacio de respiro a las aspiraciones de Miguel Ángel Osorio, dado que Narro forma parte de sus aliados políticos y el caído Nuño juega en la órbita de Videgaray, hoy convaleciente de una misteriosa operación.

Jaime García Chávez convocó a los seguidores de Unión Ciudadana, a una manifestación hoy viernes frente al Paraninfo Universitario, con el fin de protestar por los modos y formas en que transcurre la elección en la Universidad Autónoma de Chihuahua.

Quieren tomar parte en la elección y lo hacen de acuerdo con su estilo y alcances: la protesta en calles. No obstante, a Jaime le falló su sistema de información, pues la sesión de Consejo será mañana a la seis de la tarde.

La versión de que sesionarían hoy a las once de la mañana resultó una auténtica volada que dejaron correr desde las oficinas centrales, quizá pensando en alguna manifestación estudiantil contra el proceso, que a final de cuentas serviría de antídoto contra la izquierda agrupada en Unión Ciudadana, cuya última concentración se salió de control y terminó en atentado violento contra Palacio de Gobierno.

En ese departamento la juega bien el rector Seáñez: mientras menos opción haya para la manifestación, el proceso electivo transcurrirá conforme a los intereses universitarios. Así que ya sabe, la sesión de Consejo hasta el sábado a las seis de la tarde.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo