• Jueves 18 Octubre 2018
  • 19:45:19
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 18°C - 66°F
  1. Jueves 18 Octubre 2018
  2. 19:45:19
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 18°C - 66°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Transición de vendettas, consecuencias

| Viernes 09 Septiembre 2016 | 00:46 hrs

|

PAN publica convocatoria sin plancharla

En el gabinete puede haber hasta panistas

Los regidores quieren su ''bono bonete''

 R
eiterados desencuentros de politiquería insustancial dominan la transición gubernamental. Absurdas e insostenibles impugnaciones, cantaleta innecesaria de “lo voy a meter a la cárcel”, displicentes versiones de “te firmo pero no te firmo” la bursatilización, el Tribunal intentando nombrar de último momento decenas de jueces, frustradas pretensiones de asaltar el mando universitario, acusaciones superficiales de vuelos comprometedores y otras linduras de ida y vuelta entre Duarte y Corral ocupan los espacios.

Son temas de coyuntura alimentados por conductas basadas en la vendetta política y el rencor exacerbado, mientras la entidad se aproxima cada vez más a un clima de inseguridad y violencia, parecido al que sufrió años atrás.

Asesinatos, asaltos y delitos menores crecen en las zonas urbanas, amplias franjas de la sierra en poder del crimen y las policías municipales al servicio del mal, los secuestros amenazan otra vez al sector pudiente y diversos empresarios empiezan a mencionar en voz baja la palabra extorsión.

Si Duarte y Corral se despedazan entre sí, allá ellos; pero cuiden que su encono personal no contamine la vida de los chihuahuenses ordinarios, de los que sólo quieren un espacio de paz que les permita trabajar para sacar adelante a sus familias.

Es una tragedia que el gobernador en funciones honre la frase “tras de mí el diluvio” y sus últimos leales se vanagloríen del hecho, como irresponsabilidad del gobernador electo jugar a convertirse en el gran opositor del statu quo, concentrado en reuniones de grilla y despreocupado de lo que ocurre en la entidad, conociendo los riesgos que significa el vacío de poder.

Cierto, la responsabilidad de conducir al estado es y será de César Duarte hasta que entregue, la media noche del tres de octubre, el gobierno. Pero Javier Corral incurre en omisión al ocuparse en construir su imagen de adalid, sabiendo los peligros que corre la entidad.

Si la inseguridad se descompone y en ese camino va, para que la paz regrese a la entidad pasarán años, con las consecuencias que todos los chihuahuenses conocen. Eliminado el obstáculo de la impugnación y ratificado el ganador por Peña, es el momento de que la transición camine por los cauces institucionales. Nunca es tarde para enmendar.

La Comisión electoral del PAN publicó términos y fechas de la convocatoria para renovar su dirigencia estatal. Fijaron el 26 de septiembre como último día del registro de candidatos y pusieron de candado la validación de mil firmas a cargo de la propia Comisión, dominada por la Alianza de la Triple M.

No hay sorpresa en el documento: son los mismos términos que Mario Vázquez deslizó semanas atrás, basados en estatutos del partido y reglas de anteriores elecciones. Lo interesante está en la ausencia de acuerdos políticos para definir una planilla de unidad, interés de Corral.

Está muy trabajada la propuesta de que Fernando Álvarez Monge ocupe la presidencia, llevando de secretario general un miembro del M3. Pero ese no es el problema, pues Mario Vázquez, Maru Campos y Malo Jáuregui –desconfiados al fin- quieren cerrar la negociación definiendo posiciones en gobierno y Congreso. En otras palabras, venden cara la presidencia del partido y no les queda otra, es el gran bastión donde basan sus activos negociadores.

Los radicales de Corral insisten en dejarlos sin nada, están convencidos de que durante seis años se plegaron a los intereses de Duarte, dejándose maicear, mientras permitían que el partido se les escurriese entre las manos. Los consideran indignos de pertenecer a su club, pues a su ver cohabitaron con el enemigo, lo que en su sensibilidad política equivale a comer carne de cerdo en Viernes Santo.

Ahí están trabados, jaloneando unos y otros. No obstante, asegure usted que harán acuerdos en los próximos días, el M3 sabe que Javier lleva mano, siendo el que tiene en sus manos “lana y la macana”. La fecha límite para firmar compromisos es el mismo 26 del presente, pero se avenirán mucho antes, es muy grande el pastel para pelear por migajas.

En lo que juegan al “quita y pón”, Javier les patea el hígado dejándose seducir por los Galileos del PRD, Guadalupe Acosta Naranjo y Fernando Belauzarán, los mismos que hicieron hasta lo imposible por aliar a los dos partidos durante la elección, pero toparon con Hortensia Aragón.

Luce más sonriente y cómodo entre sus amigos de la izquierda, que en una sesión de Consejo Político del PAN, a la que hace años no se presenta. Y además presume y hace sentir su vena roja, conducta que vuelve locos a los panistas ideológicamente puros.

Que se vayan acostumbrado, Javier es Javier y Corral es Corral. De senador hacía lo que le venía en gana, como gobernador no habrá consejero que lo haga modificar su proclividad a la izquierda.

Al contrario, los inconformes por los modos de su gobernador deberían estar contentos, con Javier “hasta panistas puede haber en el gabinete”. No pierdan las esperanzas, recuerden que Fox invitó dos o tres de su partido, sin permitir –faltaba más- que Martita perdiera el control.

Los regidores del Ayuntamiento local insisten en otorgarse un bono económico fuera de toda ley, a manera de compensación por sus “invaluables servicios” prestados al municipio de Chihuahua. Ajá. Tratándose de centavos todos se igualan, en la polla pretenden ir todos los partidos, incluido el señor síndico, que para eso está muy puesto.

En primera no hay legislación que justifique la compensación, dado que son autoridades electas, pues ese bono equivaldría a una liquidación, lo cual es inadmisible dado su temporalidad constitucional en el cargo.

Y segunda, el momento es inoportuno desde todo punto de vista, pues la sociedad está harta de la corrupción de las autoridades, de su apego al dinero fácil de quienes dicen representar a los ciudadanos, cuando su verdadero fin es otro.

Ojalá el Presidente Municipal no doble las manos ante las presiones de los regidores, sería un despropósito que se saliesen con la suya. ¿Querían ser regidores para quedarse ilegalmente con dinero del contribuyente? Un mínimo de dignidad. Además de interesados en el dinero ajeno son ingenuos, pues primero se embarran hasta los codos y luego se balconean unos a otros.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo