• Lunes 22 Octubre 2018
  • 18:05:23
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 18°C - 65°F
  1. Lunes 22 Octubre 2018
  2. 18:05:23
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 18°C - 65°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

* Fotomultas enfrentan a Corral y Maru

| Lunes 10 Octubre 2016 | 01:05 hrs

|

* González Nicolás más firme que nunca

* Gustavo Madero prepara su senaduría

* Maru llega reclamando a Javier Garfio

L
os priistas están desconsolados porque piensan que el bono democrático del PAN alcanzará para la próxima elección, a realizarse en menos de dos años. Deberían matizar su pesimismo, pues la sociedad empieza a desencantarse de Javier Corral más pronto de lo que ellos imaginan.

El tema principal son las fotomultas. Durante su campaña el gobernador ofreció cancelarlas, pero una vez que protestó el cargo cambió su promesa diciendo que bien utilizadas pueden ser positivas como instrumento preventivo contra la inseguridad y los accidentes.

Ahora no quiere eliminarlas, sino utilizarlas a efecto de que los conductores manejen con precaución. Por eso lo de avisos previos para los que incumplan los límites de velocidad, antes de llegar a la infracción económica.

Se equivoca el gobernador, las cámaras de foto-multas son percibidas por el ciudadano común como símbolo del mayor atraco de un gobernante contra la población. No las quieren ver ni en pintura, menos parpadeando.

Es difícil explicar el motivo real por el cual Javier Corral intenta mantenerlas, pero todo apunta a que se trata de un afán meramente recaudatorio, una de las razones que utilizó el gobierno de Duarte para ponerlas en operación.

La otra razón es el jugoso 20 por ciento de cada infracción. Haga cuentas y verá que los “prestadores del servicio” se llevaron cerca de 20 millones de pesos en un año, según los casi noventa millones que generaron las infracciones, pues por cada peso que ingresan, 20 centavos son para el proveedor. Negocios maravillosos que la gente pensaba habían acabado.

Corral no tiene prisa por congraciarse con los electores, ya cumplió su objetivo de ser gobernador, por eso se da el lujo de anunciar que sus promesas de campaña deberán esperar y reconoce la inviabilidad de la universidad gratuita, otra de sus promesas que resultaron vanas.

No sucede lo mismo con Maru Campos, que también ofreció retirar las cámaras, ni con otros líderes del PAN, como Miguel La Torre, el coordinador de la mayoría panista en el Congreso.

Ambos saben que las fotomultas dieron al PAN una cantidad abrumadora de votos, de modo que ahora les urge retirarlas, pues –a diferencia del gobernador- pronto saldrán otra vez a las calles para pedir el voto y necesitan dotar sus acciones de credibilidad social.

Si realmente Maru y La Torre quieren honrar su palabra no necesitan al gobernador para retirar las cámaras; el Congreso aprobó su instalación, por lo tanto el mismo Congreso puede eliminarlas. Ojalá lo hagan, eso demostraría además que los discursos de independencia no son de a mentiritas.

Fuentes juaritas próximas el alcalde independiente, Armando Cabada, confirmaron que Jorge González Nicolás está más firme que nunca en la Dirección de Seguridad de Ciudad Juárez.

Consideran un exceso de Corral tratar de reventarlo por asociarlo con César Duarte, siendo que superó los filtros del Sistema Nacional de Seguridad y el trabajo que realizó en los tres años que desempeñó el cargo de fiscal general.

Armando Cabada muestra total independencia, pues esa decisión significa una ruptura con el gobernador panista, quien por su parte exhibe su vena intolerante, dado que por una parte dice respetar la autonomía municipal y por la otra intenta frustrar nombramientos como el del jefe policiaco.

Será muy interesante la toma de protesta de Cabada, pues hasta ayer estaba confirmada la asistencia del gobernador y por sus antecedentes de no tragarse ni un sapo, es previsible que descargue su ira contra el edil.

Si Corral odia a César Duarte es comprensible; el exgobernador terminó siendo odiado por muchos chihuahuenses, pero de eso a que transfiera sus fobias contra el exfiscal general, habla de obsesiones enfermizas. Se trata de la seguridad del mayor y más conflictivo municipio de la entidad, por lo tanto no son pitos o flautas para desahogarlos por impulsos o desafectos personales.

Ahora, si hay demandas contra González Nicolás, pues que las ventilen de una vez y las lleven conforme a las leyes aplicables. No lo pueden desacreditar sólo por haber pertenecido al gobierno pasado ¿O si?

Quienes conocen a César Jáuregui, secretario general de Gobierno, aseguran que desplazará sin mayores dificultades a Gustavo Madero en la disputa por el liderazgo del gabinete. Apuestan por su relación de tantos años con Javier Corral y su experiencia para tejer la tenebra desde la trastienda.

Es posible, aunque tampoco Gustavo es un niño de pecho: su grado de perversidad es alto y con frecuencia lo saca adelante en las situaciones más complicadas, como esa de transitar al lado de Peña Nieto durante las reformas, sin perder liderazgo en el PAN. Eso tiene su valor, sin duda.

Pero lo más importante en esa lucha de poder es que Gustavo no está interesado en permanecer en Chihuahua, dado que se prepara a efecto de ser candidato a senador por el PAN en el 2018, apuntado desde luego en primera fórmula, lo que le garantizaría regresar a la ciudad de México, donde le ha ido tan bien y quizás de pasada vengue las afrentas recibidas por Ricardo Anaya.

La idea de que Gustavo sea senador tiene un doble propósito: hacer campaña nacional a favor de Javier Corral rumbo a la presidencia en el 2024 –sueño del señor gobernador- y preparar su regreso a Chihuahua, pero ahora como gobernador.

En el futurismo político ésa es la jugada más aceptada por los estudiosos del PAN, quienes miran en Corral y Madero a la pareja ideal para mantenerse en el poder al menos los próximos 18 años.

¿Será? Vaya usted a saber, son sus planes o anhelos, pero necesitan entender que la probabilidad de perpetuarse se reduce cada vez que Corral tome con ligereza las promesas de campaña. Lo último que dijo fue que muchas tendrían que postergarse, acelerando increíblemente su desgaste.

Desde ayer a las cero horas es presidenta municipal Maru Campos. Hoy protesta el cargo ante la sociedad y en presencia de Javier Corral. El análisis de su gabinete y las expectativas que despierta quedan para mañana. Por ahora es suficiente decir que llegan cargando contra Javier Garfio, siendo que tuvo una transición muy tersa. Pero cuando la perra es brava, ya sabe usted, hasta a los de casa muerde.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo