• Sábado 20 Octubre 2018
  • 23:08:31
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 14°C - 58°F
  1. Sábado 20 Octubre 2018
  2. 23:08:31
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 14°C - 58°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

¿Qué festejan los priistas?

| Martes 18 Octubre 2016 | 00:34 hrs

|

Antisecretarías de Ochoa

El oportunismo de AMLO

Jesús Esparza en la tablita

¿Un ''Chihuahua Vive'' azul?

 B
razos en alto, rostros alegres y discursos triunfalistas es lo que se vio durante la visita de Enrique Ochoa, el domingo pasado en la Dale, entusiasmo reflejado posteriormente en fotografías y videos del evento. ¿Qué festejan los priistas? Se preguntaron en la mesa del Gerónimos al ver tan efusivas expresiones.

Años de permanecer forzados en la RENATA (Reserva Nacional de Talentos), más el quinquenio que corre, hizo de esos priistas en complaciente receso laboral mentes agudas y expertas en la critica mordaz; no construyen nada, pero son muy buenos para destruir. En ésta tienen razón, Ochoa vino a Chihuahua con actitud de quien ganó la elección.

Guillermo Dowell ejerce una presidencia de caricatura, sin dinero para los servicios básicos del partido, imposibilitado de cubrir los salarios de sus empleados –hasta el Coco Reyes Castro fue víctima del recorte laboral-, menos pensar en dinero para hacer política.

El PRI es un partido en el abandono y a la vez negado a una valoración objetiva que lo sitúe de nuevo en la realidad que no les gusta. Para ellos es una penosa realidad, sólo que no tienen otra.

Por ejemplo, ningún dirigente formal ha declarado, al menos deslizado la posibilidad, que perdieron la elección merced a la enorme corrupción y los excesos del gobierno encabezado por César Duarte. Ocultan el concepto “Corrupción” como la soga en la casa del ahorcado.

Negados a esa realidad que les disgusta, complican -todavía más- su regreso a la lucha electoral. Los dichos son sabios y en este caso al PRI le aplica uno de origen bíblico: “no hay peor ciego que el que no quiere ver”. Cuando intenten quitarse la venda de los ojos será para ver protestar en el cargo de gobernador a Gustavo Madero, Maru Campos o Armando Cabada.

La negación empieza desde su presidente nacional. En premio a su excelente desempeño como candidato al gobierno, Enrique Ochoa dará un nombramiento en el CEN a su tocayo Enrique Serrano. Lo anunció el domingo, no es ocurrencia de nadie, sino la voluntad del dirigente.

Para garantizar el triunfo de su partido en el 2018, Ochoa podría crear un “Anticomité Ejecutivo Nacional”. En la Antisecretaría de Promoción Electoral e Instrucción Carismática puede nombrar a Serrano; en la Antisecretaría de Organización y Transparencia a Javier Duarte; en la Antisecretaría de Blof y Acción Electoral a César Duarte; en la Antisecretaria de Acción Política y Gasto Corporativo a Roberto Borges.

Semejante calidad de colaboradores, todos exitosos en campañas modernas, garantizaría al PRI un triunfo incuestionable en el 2018, siempre y cuando les quede partido para entonces, al ritmo que llegan en un descuido se desbarrancan antes de la elección, quizás por ello buscan perfiles “probados”.

Dan pena ajena, cada vez son más los militantes de este partido que voltean hacia López Obrador, como una alternativa viable para mantenerse en política, y Ochoa sigue en su insulsa gira de los cien días, celebrando como ganadores en los estados donde perdieron hasta la camisa.

A propósito, trascendió que López Obrador vendrá en próximos días a Chihuahua, exclusivamente para cenar en casa de un distinguido priista, acompañado por varios miembros más de ese partido, del PRI no de Morena.

Hablan de una reunión que podría trastornar el clásico acomodo de fuerzas en la entidad, donde PAN y PRI hace el uno dos en las votaciones. Ese histórico equilibrio electoral que priva en la entidad variaría si Morena incorpora, como pretende hacerlo, candidatos priistas de alto perfil en la elección del 2018.

Con un Peña Nieto desgastado al límite, sin candidato posible con presencia electoral –nadie cree en Osorio Chong- Beltrones jugando al independiente, una mujer de candidata por el PAN en alianza con el PRD, el PRI se desfondaría hasta el tercer lugar a nivel nacional, tal y como sucedió con Roberto Madrazo en la elección del 2006.

Con variantes particulares, el esquema del tercer lugar puede repetirse en Chihuahua. Mientras más se resisten a valorar correctamente su derrota, mayores son las posibilidades de que Morena los desplace al tercer lugar en la entidad, dejando al PRI sin senador, ni siquiera en segunda mayoría. Hasta en ese peligro están.

La mayoría panista estudia, ha trascendido, diversas alternativas para relevar de la Auditoria Superior del Estado a Jesús Esparza. No les hace confianza tenerlo de auditor mayor, dada su cercanía con César Duarte, por cuya cabeza van según promete un día si y otra también Javier Corral.

No necesitan darle vueltas, la solución es muy sencilla, pregunten al propio Jesús Esparza, él operó personalmente la defenestración de Sérbulo Lerma –así se llama, no hagan bromas- siendo que tenía nombramiento para todo el sexenio de César Duarte.

De modo que conoce el método paso a paso y sabe que no es necesario reformar la ley ni llevar el caso al Pleno del Congreso, Esparza sabe cómo hacerle. La otra sería platicar con varios de los auditores a los que maltrató y de esa forma obtendrían información suficiente para obligarlo a renunciar “por iniciativa propia”, únicamente con la recomendación de que, de no hacerlo, el expediente sería turnado a la Fiscalía.

Víctor Quintana tardó en anunciar la desaparición del programa asistencialista, electorero y rostro de la pasada administración, Chihuahua Vive. Al fin ayer salió a medios para dar la noticia, sin embargo el anunció quedó a medias, pues no habló del programa sustituto.

Lo más probable es que sólo cambien de membrete, el Chihuahua Vive es una especie de Progresa en miniatura, cuyo propósito es comprar votos a través de la dádiva, lo que muy bien aprendieron los panistas.

Pensar en desaparecerlo sin más suena falso, en todo caso lo acomodarán a los intereses del nuevo gobierno y ni quien les reclame, es la forma más segura de conseguir votos antes, durante y después de los procesos electorales.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo