• Domingo 21 Octubre 2018
  • 12:01:20
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 12°C - 54°F
  1. Domingo 21 Octubre 2018
  2. 12:01:20
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 12°C - 54°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

El despojo, Duarte de vuelta al banquillo

| Martes 01 Noviembre 2016 | 00:13 hrs

|

Corral-Cabada, el pleito de las comadres

Hipocresía legislativa domina al Congreso

Lo que faltaba, una noticia que estruja

¿Chamaquean a Gallegos y Hernández?

 
Cuando la atención política estaba sobre Guillermo Padrés y el Duarte de Veracruz, Televisa y Enrique Ochoa mandaron los reflectores de regreso al Duarte de Balleza. Trágame tierra, ahora lo acusan de encarcelar a una mujer mayor y a su hija, abusando de su poder con el propósito de arrebatarles su propiedad.

Los reporteros de Televisa pifiaron con la presa del “Saucito” el rancho de César Duarte, otorgándole una capacidad de almacenamiento que no tenía. Se hubiesen concretado a informar que durante décadas fue un simple presón, como miles de la entidad y el exgobernador lo convirtió en una presa de concreto, con mayor capacidad de volumen.

En la exageración estuvo el error, pero el poderoso medio no se iba a quedar sin réplica. Buscó un ángulo diferente de la noticia central, la corrupción de Duarte y vaya filón encontrado: dos mujeres detenidas por intento de desalojo, una anciana de 84 años –luego liberada- y su hija de 58, que permanece presa.

El caso legal enderezado contra la anciana y su hija es increíble, las acusan de pretender despojar al exgobernador y exdiputado, poderoso integrante de la clase política mexicana, de 2,100 cien hectáreas.

¡Dos mujeres mayores con la osadía de intentar robarle tierras al gobernador! Ni en la más alocada historia de terratenientes y despojos alguien, que desde luego no sea el juez que las condenó, podría dar crédito a la versión.

El reportaje pega seco. igual que la declaración de Enrique Ochoa, en el mismo medio y espacio televisivo, recordando que antes de que termine el año la Comisión de Justicia Partidaria resolverá los casos de Borge y César Duarte. En otras palabras, el dirigente de su partido les mandó decir que no llegarán a los buñuelos siendo miembros del PRI.

Javier Corral y Armando Cabada harían un favor a la política mostrando un pizca de madurez. Sobrellevan sus diferencias como el pleito entre dos comadres: “voy al café con mis amigas y ni creas que pienso invitarte, traidora; ni que realmente pensara ir, contigo ni a la esquina, cusca, tengo una invitación mejor fuera de la ciudad, para que lo sepas.”

Así están, el gobernador empeñado en desairar al presidente municipal de Juárez, sin invitarlo a las giras por el municipio; el edil haciéndose el digno con que tiene ocupaciones mejores en Aguascalientes. Ambos causan pena, ni uno ni otro se percata de la enorme responsabilidad que les entregaron los electores.

Deberían saber que no son ellos, son la investidura y lo que ello significan: el compromiso legal y político con las comunidades que los eligieron ¿Cuál es el fondo con González Nicolás? No hay claridad, sólo que a Corral le desagradó su nombramiento por tratarse de un personaje asociado con César Duarte.

Cabada dice mantenerlo por ser un policía experimentado que garantiza la tranquilidad en la frontera, como si fuese el único capaz de cumplir con esa delicada tarea. No, hay muchos y quizás mejores: según opiniones calificadas, el que redujo los índices delictivos de Juárez fue Leyzaola, no González Nicolás.

Necesitan sentarse a la mesa, dialogar serenos, sin asesores o intermediarios, mirarse de frente y resolver el problema entre ambos, pensando en lo mejor para Juárez y el estado. Dejar a un lado pasiones personales les serviría para darse cuenta que su desencuentro afianza el poder de los grupos criminales. Trabados como están pierden ellos y pierden sus representados.

Absurdos de la política llevados a nivel de hipocresía legislativa en el Congreso local. Hace sólo una semana los diputados hicieron el remedo de sesionar dos veces el mismo día -¿Quién tuvo la genial idea? Sesionen ocho y completan el mes- para ir libres de culpas a Morelia, donde se realizaba un encuentro parlamentario.

Otra vez lo mismo, ahora con el pretexto del día de muertos. El único inhábil es el miércoles dos de noviembre y la ley orgánica dice que el Pleno sesionará martes y Jueves, era inútil mover las fechas. Por más simulación de aparentar que cumplen con su deber, la realidad es que se hicieron un puente a la medida.

La simulación no es lo más trágico, forma parte de la actividad pública. El fondo está en que los diputados confunden su responsabilidad como representantes populares, con el hecho de asistir a sesiones. Como en la escuela, adelantemos horas para salir temprano, pensando que lo importantes es cumplir con un horario, no con la tarea enseñanza-aprendizaje.

Además de hipócritas, simuladores, los señores diputados son superficiales. Ignoran que su compromiso ciudadano es hacer leyes a favor de la gente, fiscalizar correctamente el gasto público y facilitar la gestión de sus representados ante otras instancias de gobierno. No sean ridículos, muestren mínimo respeto por sus electores.

Lo que faltaba en esta ola violenta, una noticia de las que estrujan a toda la sociedad. Cual si fuese película de terror, sólo para estar a tono con las fechas, el padrastro asesina a golpes con sus propias manos a dos hermanos menores, luego de que las autoridades lo liberaron hace poco, tras atentar contra los dos menores anteriormente.

Si, parece de película, el caso es que sucedió ayer en una de las colonias, Atenas, de esta capital. Para hacer más interesante el guión, adosan el dato morboso de que el presunto asesino es adorador de la santa muerte. El guión completo para cualquier escritor de guiones terroríficos.

Afortunadamente, trascendió ayer tarde, habrían detenido al padrastro en Juárez, probablemente pretendiendo salir del país. Falta que corroboren la información y sobre todo que si lo llevan a juicio no lo suelten el día de mañana por falta de pruebas o violación al debido proceso. Se dan casos, recuerden el trágico de Marisela Escobedo, otra novela de terror.

Ayer se tomaron la foto, muy sonrientes, Zapata, Lozoya, Joel Gallegos de gobernación, y Guillermo Hernández de Transporte. Enviaron un boletín para decir que ya no habrá paro de camiones ni de choferes, que solucionarán pronto el servicio y revisarán tarifas. Con ese boletín ya solucionaron todo. Y los usuarios maltrechos en las chatarras, las deudas y el pésimo servicio ¿También se solucionan con fotos sonrientes?.

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo