• Domingo 21 Octubre 2018
  • 5:41:07
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 12°C - 53°F
  1. Domingo 21 Octubre 2018
  2. 5:41:07
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 12°C - 53°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Presiona Corral por Duarte

| Miércoles 20 Diciembre 2017 | 00:17 hrs

|

Quema perlita del escándalo

La ternura de César Jáuregui

Juan Blanco muestra confianza

J
avier Corral se decidió a patear el avispero de los maxijuicios y lo reventó con estruendo en México, donde le gusta para escapar del aldeanismo. Necesitaba notoriedad nacional así que autorizando la esperada filtración de “alto impacto”, una que involucra a dos personajes de la mayor relevancia como Manlio Fabio Beltrones, considerado por muchos uno de los políticos mejor formados del país, y Luis Videgaray, cerebro tras la candidatura de Pepe Meade.

La información ha sido ampliamente conocida y ventilada, son los 246 millones de pesos destinados a campañas del PRI, por lo que están detenidos Ricardo Yáñez y Gerardo Villegas. El punto ahora es la filtración que involucra a pesos pesados y revela la identidad de testigos protegidos.

El impulso agitador lleva dos propósitos: el primero es incidir temprano en la campaña de Meade, pues saben que necesitan doblarlo para que Ricardo Anaya quede posicionado segundo en las preferencias y por ende finalista contra López Obrador.

Bien dirigido el golpe pero tempranero, necesitarán creatividad para mantenerlo vigente durante las guerras de lodo y piel gruesa que les permita amortiguar las respuestas, los golpes que lleguen de gobernación y Los Pinos a Palacio. Ni Beltrones ni Videgaray son de los que ponen la otra mejilla o guardan silencio cuando son interpelados de tal forma.

El segundo objetivo de Corral es más práctico y tiene que ver directamente con su interés personal contra Duarte. Ha visto que la PGR no mueve ni un dedo para pedir la extradición del “ex” en fuga, soltando esas filtraciones es su forma de iniciar la presión.

Conseguir que el Gobierno Federal entregue la salea de César Duarte en tiempos electorales es complicado. Sería un trofeo puesto en charola de plata para que lo aproveche Ricardo Anaya y no es lo que tienen presupuestado en la campaña del PRI. Ni en las más alocadas pesadillas le harían ese favor, en todo caso si lo detienen iría con cuenta al gobierno de Peña.

Sin embargo Corral seguirá presionando, por ahora de manera indirecta hasta en tanto considere prudente formular señalamientos personales contra la PGR, acusándola de complicidad con César Duarte, por tardarse en “pedir su extradición” teniendo el “vasto expediente” en su poder.

Desde que llegó a las oficinas de la PGR con el diablito al estilo Noroña, cargando en forma teatral las cajas del voluminoso expediente, quedó claro su objetivo; dejar en el Gobierno Federal la responsabilidad de la captura, para luego espetarle su inacción.

El gobernador metió tercera, a ver qué gestos hacen los implicados.

Por lo pronto y en previsión de que lo metan en más problemas, Jaime Herrera mandó discretos mensajes negando que sea la fuente de dicha información. Asegura que ni en la Fiscalía ni en Reforma hizo comentarios así.

Asegura que el verdadero soplón es un tal Heber Aguilar que César Duarte tenía despachando en la Dirección de Egresos, justamente al lado de Gerardo Villegas, y que usaba para los asuntos oscuros. Cada quién se defiende como puede, pero entre los duartistas tienen bien ubicado el nombre de ese tal Aguilar como uno de los traidores.

Hasta dónde está salpicando el batidero, además en época navideña. Pecho tierra todos los que traen amparo bajo el brazo; no sea que mañana los sorprendan al salir de casa y los instalen en San Guillermo antes de la Noche Buena. Hay nanita, y ni siquiera es día de los inocentes.

Qué difícil es para César, “exbueno”, Jáuregui defender a Luz Estela Castro, la polémica consejera de la Judicatura asidua al whatsApp. Le da vueltas y vueltas al tema pero no se atreve a formular una opinión coherente y centrada, siendo que se trata de una persona inteligente.

El Secretario general de gobierno entiende el abuso y seguramente lo condena en su interior, sin embargo calla e intenta justificarla en público. Imposible, esos excesos saldrán muy caros a la administración del Nuevo Amanecer.

La realidad es que no hay defensa, pero no es cantinfleando ni con ocurrencias tales como esa de que le da ternura, seguido de una risilla nerviosa, como resolverán una evidente crisis en el Poder Judicial, causada por las extralimitaciones de la señora.

Algunos de esos mensajes amenazantes a diputadas, presidentes de partidos, jueces, magistrados, ministerios públicos podrían ser constitutivos de delitos. Ordenar detenciones ilegales es muy grave para que le causen ternura al señor secretario. Despierten, vean lo que sucede.

Y lo peor, la conducta de la señora Consejera de la Judicatura es del agrado del señor gobernador, ha trascendido en los pasillos de Palacio que celebran su celo por proteger al mandatario. Es decir, así es como Lucha Castro se congratula con Javier Corral y puede seguir actuando cual si fuese absoluta.

Qué horror, son los rabiosamente democráticos y las defensoras de los derechos humanos. Sólo en una administración como la presente podrían suceder esas cosas sin que ninguna voz autorizada disienta.

Nadie al interior de los poderes Ejecutivo o Judicial se atrevió a presentar la menor crítica contra la Consejera que ordena –hasta hoy no lo ha negado- una detención ilegal a través de mensajitos. Da pavor saber en manos de qué personas está el Poder Judicial en Chihuahua.

Juan Blanco se dio ayer una vuelta por el Congreso del Estado, acudió para poner a la disposición de los diputados de su partido una serie de juguetes que le regalaron sus patrocinadores políticos que aspiran a verlo de candidato a senador.

Desde luego, quiere que lo inviten a las posadas donde harán la distribución, pues anda en lo suyo, haciendo campaña y se siente confiado de conseguir la postulación, seguro de que la decisión de los candidatos al senado se tomará en el CEN del PAN, donde tiene amplias ventajas competitivas sobre Carlos Borruel.

Su confianza se basa en que se considera anayista de la primera hora, lo que es un plus siendo Ricardo Anaya el candidato del Frente. Siente que nadie le quita esa posibilidad, ya que por otra parte todos recuerdan la asociación de Carlos Borruel con Ernesto Cordero y el calderonismo, hoy fuera del partido.

A mediados de enero revienta la liga, ciertamente las condiciones políticas en México son favorables para Juan. ¿Se atravesaría el PAN de Chihuahua para frustrar sus aspiraciones? Esta es otra historia.

[email protected]

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo