• Lunes 22 Octubre 2018
  • 0:50:39
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 13°C - 56°F
  1. Lunes 22 Octubre 2018
  2. 0:50:39
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 13°C - 56°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

Cuando es de sabios recular

| Jueves 21 Diciembre 2017 | 00:11 hrs

|

¿Quién mató al Comendador?

Maru, Santa por adelantado

Metrobús; la mafia sigue ahí

E
l escándalo que reventó Reforma sobre los maxijuicios, en proceso contra César Duarte y sus asociados en la corrupción, involucrando a tiburones con siete hileras de dientes como Beltrones y Videgaray, se desinfló igual que un globo de cantoya, víctima de fuertes vientos.

Cuando se percatan del error resulta que nadie es el filtrador, como si la información hubiera llegado a la redacción del medio por teletransportación, sin que ninguno de los involucrados tuviese responsabilidad en el hecho. Esas versiones son aceptables sólo el día de los Inocentes.

Es un asunto de lo más delicado, exhibe a presunto testigo, Jaime Herrera, identificado con el número asignado por la Fiscalía, poniéndolo indefenso ante la ira de los acusados. Pierde toda condición de protegido, suponiendo que ciertamente sea parte de los informantes en el proceso. La irresponsable superficialidad del medio pone deliberadamente su vida en riesgo. No se disputan manzanas.

Javier Corral dice que la filtración es Duarte y apremia al gobierno de Peña Nieto para que no caiga en el chantaje del “ex”. Sin embargo más bien parece un mensaje del tipo “no fui yo sino aquél, mírenlo allá va corriendo”.

No obstante la filtración doméstica es reveladora. El Heraldo de Chihuahua, medio local al servicio de la administración estatal publica en la nota principal de su portada: “Envió Duarte 246 millones en Maletas, triangulados en efectivo hasta el PRI nacional”, citando como fuente a la Fiscalía General del Estado y lo revela sin lugar a equívocos en los términos habituales: “según investigaciones realizadas por la Fiscalía General del Estado”.

No fue sólo la filtración a Reforma involucrando a Beltrones y Videgaray, también en la ciudad de Chihuahua el medio que toma el Nuevo Amanecer por su vocero, presenta su versión particular, con tal descuido que cita específicamente a la Fiscalía como fuente, sin el menor recato.

La Fiscalía es una institución. ¿Qué persona en particular proporcionó la información? Obligada una investigación o de qué se trata. Juegan con un expediente que involucra un presunto desfalco millonario a las finanzas estatales, complicando las posibilidades de que haya justicia para Chihuahua.

Es de la mayor irresponsabilidad ventilar asuntos judiciales en los medios, cualquier pasante de Derecho sabe que trastocando el debido proceso y en el presente caso fortalece el argumento de los abogados de Duarte, cuando alegan persecución política contra su cliente.

Es inaudito, el ente perseguidor contribuye a la defensa del acusado, por conseguir un titular escandaloso. Han decidido litigar en público un asunto que debería estar en tribunales.

Admira también la premura con que el gobernador Javier Corral declara que “no tenemos ningún elemento que nos permita confirmar esa participación –la de Beltrones y Videgaray- y es una tarea del Ministerio Público”, dejando abierto el caso con la condicionante “hasta la fecha”. Es decir hoy no, pero mañana quién sabe.

Nada más eso faltó, que el propio gobernador reconociera en público la existencia de carpetas de investigación abiertas contra el exsecretario de Hacienda y el expresidente del PRI, previniéndolos para que también se amparen.

Ante la imposibilidad de hacer comparecer a Duarte en los tribunales, el gobierno de Corral recurre a la burda maniobra de las filtraciones y después esconde las manos con un simple “yo no fui”, sin advertir que sus propios voceros lo traicionan. ¿Quién mató al Comendador? Lope de Vega, señor o como dijo Fuente Ovejuna, todas a una. Imposible más desaseo, es una pena que así jueguen con un tema de la mayor importancia.

El Tribunal Estatal Electoral entregó su regalo por anticipado a Maru Campos y en ella también a los diputados de su partido que pretenden reelegirse. Al revocar el criterio sobre la equidad transversal de género elimina un obstáculo para la reelección ansiada.

En una demostración de obsequiosidad sin límite, Arturo Meraz y los consejeros del IEE votaron un forzado criterio de género que entraba en franco conflicto con la reelección, facilitando así una decisión cupular de partido para desplazar discrecionalmente a los candidatos incómodos a Palacio, en el caso de Chihuahua Maru Campos y los diputados miembros del M3.

El fallo del TEE es un golpe directo a las intenciones del gobernador Coral y del PAN, que se preparaban para usar esos criterios como instrumento de castigo contra sus adversarios internos.

Javier Corral y su secretario general de gobierno, César Jáuregui, aplaudieron la decisión del IEE ¿La combatirán ahora que el Tribunal ordenó reponer el procedimiento y replantear el criterio?.

Eso sucede cuando consejeros electorales sin personalidad, queriendo congraciarse con el gran tlatoani en turno, exceden el sentido común y retuercen las leyes con el único fin de quedar bien con aquel que les resulta intimidante.

No es que la reelección de la presidenta municipal y los diputados esté garantizada, igual las bajan con una acción autoritaria desde Palacio; pero al menos ya no está sobre sus cabezas ese criterio ominoso, que muchos de ellos combatieron legalmente.

Joel Gallegos resolvió al fin el problema del transporte público en Chihuahua y solamente le llevó poco más de un año. Cómo la ve, al sustituir el odioso nombre de Vuvebus identificado con César Duarte, por el Metrobús que representa al Nuevo Amanecer, para la dirección del Transporte todo quedó resuelto.

Pinten los camiones de azul y coronan la medida, nada importa que sigan rodando carcachas con 30 años o más de antigüedad, sin asientos ni vidrios en los ventanales, sin placas y sin seguros. Qué más da si corren en las rutas y horarios elegidos por la mafia, lo importante es que ahora se llaman Metrobús y eso los pone en otro nivel.

Mientras la mafia encabezada por el impresentable Güero Lozoya siga manejando el transporte de Chihuahua, pueden cambiarle de nombre todos los días y el servicio seguirá pésimo, lastimando la dignidad de los usuarios y trastornando la ciudad en general, ahora las carcachas complican el tráfico vehicular, pues hasta se dieron el lujo de pasar por las mismas calles y avenidas de la ruta troncal. Metrobus, llámenlo como quieran, pero antes arréglenlo.

[email protected]

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Las más leídas

Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo