• Sábado 20 Octubre 2018
  • 5:57:01
  • Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  • 16°C - 61°F
  1. Sábado 20 Octubre 2018
  2. 5:57:01
  3. Tipo de Cambio $18.25 - $19.10
  4. 16°C - 61°F
  5. Siguenos en Facebook - eldiariodechihuahua.mx
  6. Siguenos en Twitter - eldiariodechihuahua.mx

Opinion

* Aparicio, el patrullero 00

| Martes 25 Septiembre 2018 | 01:00 hrs

|

* Confusión de prioridades

* PAN, dolores de parto

* Impaciencia del M3


El gobernador Javier Corral ha dicho, reprochando a sus críticos, que quisieran verlo subido a una patrulla y deteniendo delincuentes, pero recuerda que es gobernador, no policía.

No será policía y probablemente tampoco encontraría el botón de las torretas para encenderlas durante una persecución, pero si deja pasar más tiempo desatendiendo el gravísimo problema de seguridad, terminará subido a una tanqueta blindada como único recurso para garantizar su propia seguridad.

Otra vez la vida de cualquier ciudadano cuesta dos mil pesos, como en los años más oscuros cuando Chihuahua se tiñó de rojo. En Parral quedó demostrado que sólo son necesarios una moto, un piloto y un sicario para matar a un dirigente empresarial a plena luz del día, sin que la policía intervenga.

Cuando ocurren este tipo de homicidios, de alto impacto les llaman, los gobernantes suelen reaccionar frenéticos, alarmados de que los delincuentes ya no sólo “se matan entre ellos”, pues han tocado a los grupos privilegiados.

Con Javier Corral, en cambio, el silencio negligente prevalece, a excepción de un twitter a manera de respuesta al presidente nacional de Coparmex, Gustavo de Hoyos Walther, quien condenó el hecho, y una visita sin consecuencias prácticas del fiscal Peniche a Parral, donde dijo que no tienen líneas de investigación. De ahí en más el interés es nulo.

En cambio, el sector empresarial reaccionó indignado y además de los pronunciamientos ordinarios, condenando el asesinato, cancelaron un encuentro de Coparmex en Juárez, donde estaría presente Gustavo de Hoyos, presidente nacional.

Sintieron el agravio muy cerca, ahora saben que también ellos son vulnerables, y no es la primera vez en los últimos días, todavía no hay noticias del empresario Caraveo Vallina, presumiblemente secuestrado en otra de las regiones calientes: el noroeste.

Pero estos hechos, como los asesinatos diarios, el robo de autos con violencia, los feminicidios, son cosa menor frente a las verdaderas preocupaciones de la administración Corral; lo realmente importante es ver de qué manera involucran a más corredores en la próxima competencia donde trotará el mandatario. Ahí, por favor, que no falte nada ni nadie, prioridades son prioridades.

Los habitantes de Jiménez, Parral, López, Coronado y Allende son testigos de la feroz guerra entre grupos criminales; uno presiona desde la sierra, asentado en Parral, otros resisten en el desierto, afianzados en Jiménez. Ambos disputan derecho de trasiego y el nuevo negocio; robo de hidrocarburos, el famoso huachicol.

Probablemente la muerte de Uriel Loya nada tenga que ver con la guerra entre las bandas, pero el estado general de violencia que sufre la región y la impunidad facilita y alienta ejecuciones como las del domingo.

Se matan unos a otros por el control del territorio y, en lugar de contenerlos, la policía se repliega, a los sicarios del mal les parece sencillo atentar contra la vida de cualquiera, así tenga una representación de visibilidad pública. Perdieron el miedo y se atreven cada vez a más.

Si el Corral no es policía para detener criminales, que por lo menos obligue a su jefe de policías a subirse –él sí- a las patrullas en vez de salir de vacaciones o “perderse” cada que sucede un asesinato como el del joven empresario. Lo ha dicho GPS en diversos momentos, en vez de abonar a la solución Aparicio es parte del problema, así jamás podrán avanzar en seguridad.

Corriendo los plazos de la convocatoria para renovar la dirigencia estatal, el PAN sufre los habituales dolores previos al parto. Busca un alumbramiento consensuado, pero los grupos dominantes, neofelices y M3, no han cerrado la negociación hacia una planilla única, así que continúan las expresiones discordantes.

Maru Campos presionó el fin de semana desde Juárez, intentando hacer valer su liderazgo de ganadora en la capital y prospecto más afianzado hacia la gubernatura. Le mandó decir a Javier Corral que también ella y su grupo podrían presentar candidato propio a la presidencia estatal.

Corral ya tiene definida su propuesta, Rocío Reza, una de las enemigas internas más consistentes de doña Maru. A pesar de la provocación de Palacio, el M3 se tragará el sapo de Reza y llegado el momento se pondrán de acuerdo para postular una planilla única, como se ha dicho en otros momentos.

Los aspavientos del fin de semana y los que vengan en los próximos días quedan inscritos entre los jaloneos por posiciones menores, espacios aceptables que les hagan más tolerable el arribo de la nueva presidenta.

Esta negociación llegará en el curso de la semana, las fechas para juntar firmas se agotan y ninguno –neofelices y M3- realizan trabajos de recolección. Ambos están seguros que avenidos, las firmas salen sobrando.

Sin embargo no deja de ser interesante la forma en que Maru encarece la negociación, enviar esos mensajitos al gobernador Corral habla de una división profunda, misma que dejarán salvada temporalmente en la elección de presidente, pero se habrá de reanudar feroz e irreconciliable durante la elección de candidatos para el 2021.

[email protected]

Este es un espacio de opinión abierto, sin embargo, los comentarios no deberán contener lenguaje soez ni ataques personales, de lo contrario serán eliminados.






Estás utilizando AdBlocker D: Quizás te interese este artículo